5 razones para enamorarte de tu mejor amigo

"Sí se puede tener una amistad sin una relación, pero no se puede tener una relación sin una amistad", sostiene experto en parejas.
Los varones siempre ven la posibilidad de una potencial relación romántica, señala experto en parejas. | Fuente: Getty Images

Muchos mejores amigos se han visto en la incertidumbre de dar el salto a una relación de pareja o mantenerse como confidentes, porque temen en qué pueda degenerar ese vínculo entre ambos.

El conferencista, escritor y coach de relaciones de pareja James Michael Sama sostiene que no se deben separar por completo los conceptos de amigos y amantes. "Sí se puede tener una amistad sin una relación, pero no se puede tener una relación sin una amistad", argumenta en su sitio web.

Sama explica que las mujeres son más decididas a la hora de decidir a quién quieren como amigo, en cambio los varones siempre ven la posibilidad de una potencial relación romántica.

"Él no quiere encontrarse a sí mismo sumergido en la temida zona de los amigos (friendzone), y de repente se visto más como un hermano que un novio potencial", señala el también columnista de Huffington Post.

El experto en relaciones de pareja plantea 5 buenas razones para enamorarte de un mejor amigo/a:

Con un mejor amigo hay más garantías de honestidad y la diversión está asegurada. | Fuente: Getty Images

Te acepta tal y como eres. Con un verdadero amigo no adoptas poses y sabes cómo ser tu soporte en sus días malos, incluso si está enfermo y los achaques lo ponen casi intratable.

Se divierten de cualquier forma. No importa el tiempo o las circunstancias, los buenos amigos encuentran la manera de pasarla bien juntos, porque conocen qué los divierte y cuáles son sus intereses.

Hacen buen equipo. Es fácil que tu amigo sea tu compañero, porque ambos saben cómo piensa cada uno y también pueden equilibrar sus fortalezas. Si se deciden por formar una familia, les será más fácil dividir las tareas y disponer sus horarios para cubrirse uno con el otro.

La honestidad. Los mejores amigos son genuinos y te dicen cuando estás haciendo algo mal. No son complacientes, pero tampoco llegan a ser degradantes o desalentadores. Lo que se trata es de una retroalimentación positiva y constructiva.

La amistad dura para toda la vida. La mejor muestra de esta relación inquebrantable es que pueden reunirse después de meses e incluso años, pero se siente una cercanía y un nivel de entendimiento y confort.

Sepa más:
¿Qué opinas?