Hormonas revelan si una mujer está siendo maltratada

Resultados de investigación detectaron un incremento del 16% en los niveles de oxitocina en las mujeres que habían sufrido violencia de género.

Un análisis de sangre es capaz de determinar si una mujer está sufriendo violencia de género, afirma un estudio llevado a cabo por científicas de la Universidad de Sevilla, en España. "Cuando una mujer es sometida a una situación de estrés extremo se alteran los niveles de hormonas como el cortisol, la prolactina y la oxitocina", señala el estudio.

Los resultados de la investigación detectaron un incremento del 16% en los niveles de oxitocina en las mujeres que habían sufrido violencia de género. Incluso cuando la violencia cesa no vuelven a la normalidad de forma inmediata.

En otros trabajos "se han obtenido datos que indican que la hormona oxitocina puede ser la principal encargada del establecimiento y mantenimiento de relaciones sociales sanas y, por tanto, la responsable fisiológica de que la víctima no sea capaz de romper la relación con su agresor, junto a otros motivos de carácter psicológico", señaló la investigadora María Rosario Pásaro.

Debido a esto, las mujeres que tienen los niveles de oxitocina más altos de lo normal tienen menor capacidad de respuesta frente a las agresiones.

Los análisis pueden emplearse para corroborar situaciones en las que se sospeche que exista maltrato, y también ayudaría en la recuperación de mujeres que lo hayan padecido.

"Conseguir monitorizar el estado hormonal de las afectadas puede transformarse en una nueva opción de buenas prácticas en la prevención del maltrato o al menos de la reducción de su reincidencia por parte de la víctima", explican los autores del estudio.