Los juguetes que contienen sustancias como el plomo y el cadmio pueden ocasionar infecciones crónicas y acumulativas que afectan a lo largo del tiempo al sistema nervioso central de las personas, advirtió el Ministerio de Salud (Minsa), en un operativo que se realizó a vísperas del “Día del Niño”.

Al respecto, Gisela Isla Romaní, coordinadora del área de juguetes de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), señaló que de los 40 puestos inspeccionados en el mercado central de Independencia, menos del 10%, comercializaban sus productos sin autorización sanitaria. Lo que demuestra que los comerciantes se están formalizando, resaltó.

Asimismo informó que los productos que no tienen registro sanitario serán llevados al laboratorio para los exámenes toxicológicos a fin de garantizar su comercialización.

Isla Romaní resaltó que los juguetes de dudosa procedencia pueden contener sustancias químicas peligrosas como el cadmio, cromo, plomo, ftalatos, solventes como benceno, tolueno; entre otros, que se encuentran en el recubrimiento de las pinturas, en los accesorios o en el contenido de líquidos que no identifican su composición.

Sanciones

La coordinadora de juguetes de Digesa recordó a los fabricantes y comerciantes que la sanción, por comercializar productos tóxicos, va desde el decomiso de la mercancía hasta multas que pueden oscilar entre mil 800 a 360 mil nuevos soles (0.5 a 100 UIT).

Asimismo, advirtió que existen penas privativas de libertad de cuatro a ocho años para todo aquel que comercialice productos tóxicos o peligrosos para la salud destinados al uso de menores de edad, conforme la modificación que se hizo al Código Penal mediante la Ley Nº 28376.

Sepa más: