La práctica de la sexualidad no solo es una gran manera de mantenerte en forma, sino que aporta grandes beneficios para tu salud física, psicológica y emocional.

Sin embargo, muchas personas suelen atravezar por sequías o malas rachas que los llevan a no tener actividad sexual por un periodo prolongado, perjudicando drásticamente su salud.

Dentro de los factores que se ven más perjudicados están las disfunciones, las que afectan de igual manera a hombres y a mujeres, en el descenso de libido y problemas de erección.

En ese sentido, el sexologo Norbert Livinoff realizó un estudio en el que encontró cinco consecuencias de la falta de sexo.