turbulencias
Debido al cambio climático, ahora las turbulencias serán más fuertes y frecuentes | Fuente: Getty Images

¿Le asustan las turbulencias? Ahora serán más fuertes y frecuentes. Según un estudio de la universidad de Reading, el calentamiento global ocasionará que  las turbulencias durante los vuelos de avión aumenten en un 40%, y sean hasta un 170% más fuerte.

Accidentes. Si bien en su mayoría los incidentes durante las turbulencias suelen ser menores, es posible que los pasajeros se pongan nerviosos y tengan accidentes considerables, como caídas, luxaciones, fracturas o heridas. Durante una fuerte sacudida, la tripulación de su avión estará capacitada para afrontar la situación indicándole qué cuidados tener para prevenir accidentes.

Es posible que los pasajeros se pongan nerviosos y tengan accidentes considerables
Es posible que los pasajeros se pongan nerviosos y tengan accidentes considerables | Fuente: Getty Images

Precauciones. “Los incidentes generalmente pasan porque los pasajeros están desconcentrados, no se ponen el cinturón de seguridad o se ponen muy nerviosos, caminan y se caen o se fracturan. La tripulación siempre supervisa que todos tengan los cinturones abrochados, que las maleteras estén bien cerradas y que las maletas de mano estén debajo de los asientos”, explica Leonor Tanjún, especialista en tripulación auxiliar.

El personal aéreo también ofrece asistencia emocional para superar el pánico.
El personal aéreo también ofrece asistencia emocional para superar el pánico. | Fuente: Getty Images

Apoyo. El personal aéreo también ofrece asistencia emocional para superar el pánico. En caso de que usted se sienta muy nervioso, ellos van a conversar con usted, le van a ofrecer agua de azahar y le van a preguntar qué medicamentos consume.  Asimismo, el equipo de servicio en el avión ha sido capacitado en primeros auxilios, y cuenta con un botiquín listo para quien lo requiera.

Mantener la calma. Lo más importante es mantener la calma. Para esto, la psicóloga Maritza Figueroa recomienda respirar profundamente y contar el número de sus inhalaciones. También es ideal recordar eventos agradables y convencerse uno mismo de que nada malo va a pasar.

Sepa más: