Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil quiere reducir el impuesto de 40 a 30% sobre el precio original. | Fuente: AFP

El presidente brasileño Jair Bolsonaro anunció la reducción del Impuesto a los Productos Industrializados (IPI) que afectaban directamente a los videojuegos en el país.

El presidente publicó en sus redes sociales este cambio, el cual hace que el IPI se reduzca de un 40 al 30% del precio.

“Los niños el año pasado decidieron quejarse del precio de los juegos electrónicos, chips, etc. Y hubo un paso fiscal. Logramos dar el paso más alto del 50% al 40% y ahora los jóvenes han vuelto a quejarse, con razón”, dijo Bolsonaro.

“Ya hablé con Paulo Guedes (Ministro de Economía) y me dio el visto bueno. Ya hablé con (José Barroso) Tostes, de la Hacienda Pública. Así que el año pasado pasamos del 50% al 40%. Ahora vamos a pasar del 40% al 30%. Y puede que te estés quejando, que es mucho. Reconozco que no es lo ideal, pero estamos avanzando", afirmó. “Un abrazo a los gamers”.

La reducción del IPI para los videojuegos fue objeto de una sugerencia del congresista Kim Kataguiri (DEM-SP). El parlamentario sugirió la propuesta al Ministerio de Economía en septiembre. En la ocasión, adjuntó un estudio elaborado por la Asesoría Legislativa de la Cámara de Diputados que propone una tasa más baja, pero que no perjudica las cuentas públicas y al mismo tiempo puede fomentar la producción nacional de videojuegos, que incluye los realizados por empresas extranjeras en Brasil.

Según el parlamentario, este 30% "no es suficiente", ya que “es el doble del impuesto a los celulares y el triple del impuesto a las tarjetas”. “La recarga en el precio de consolas no se justifica y solo ha sacado empresas que generaban miles de puesto de trabajo en el país, como Sony y Nintendo”, afirmó.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics, tecnología, redes sociales y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.