Final Fantasy VII Remake es uno de los juegos más esperados del año. | Fuente: Square Enix

Square Enix sorprendió a todos esta madrugada al anunciar que la esperada demo del remake Final Fantasy VII -rumoreada desde hace semanas- ya estaba disponible para descarga gratuita en PlayStation 4, plataforma que tiene la exclusividad momentánea de este videojuego. 

La demo se encuentra en la PlayStation Store y pesa poco más de 7.5 gigas. Lo interesante de este archivo, aparte de que nos permite probar un adelanto del juego, es que otorga a los usuarios un tema gratuito para su consola, que será entregado en las próximas semanas. 

Manos a la obra 

La demo del remake dura poco más de 40 minutos y está basada íntegramente en el primer capítulo del juego: la infiltración del grupo ecoterrorista Avalanche en las instalaciones de un reactor de mako de la compañía Shinra. 

Para quienes no hayan jugado el título original, el mako es una suerte de combustible que se extrae de las entrañas del planeta y que sus habitantes utilizan para obtener energía y así echar a andas sus coches, maquinaria, obtener electricidad, calefacción, etc. 

Avalanche es un grupo preocupado por esta sobreexplotación de los recursos del planeta, por lo que inicia una cruzada contra la poderosa multinacional Shinra, encargada de extraer el mako. Así arranca la campaña, y son precisamente estos primeros compases los que veremos en la demo lanzada hoy. 

Diferencias jugables 

El remake de Final Fantasy VII no solo supone una actualización a nivel gráfico y técnico, sino también un cambio radical en la jugabilidad y en el sistema de combate respecto al título original, lanzado hace 23 años. 

Ahora estamos ante un RPG de acción directa, con un botón (cuadrado) para ataque, otro para bloqueo (R1), un tercero para esquivar (círculo) y un cuarto para correr (R1, 2 o 3). Además, si mantenemos presionado el botón de ataque se dispara un golpe fuerte que puede atacar a varios enemigos a la vez, un movimiento muy útil cuando estamos rodeados de varios rivales. 

Además, con el botón triángulo realizamos un cambio de postura en nuestro personaje, para que sus ataques sean más poderosos. Sin embargo, en detrimento, nuestros movimientos serán más lentos. 

 
Final Fantasy VII Remake tuvo un retraso en su fecha de lanzamiento. Llegará el 10 de abril. | Fuente: Square Enix

El sistema de combate tiene otras características, como habilidades especiales exclusivas para cada personaje, que podemos asignar a comandos predeterminados (L1 + círculo, por ejemplo) y así lanzarlos en tiempo real durante las batallas. 

Esta mecánica de asignar movimientos a determinados comandos es muy útil y permite que las acciones se desarrollen de manera más orgánica. Lo bueno es que podemos asignar comandos no solo para golpes especiales, sino también para hechizos o para el uso de ítems, como las pociones de curación. 

Aparte de las habilidades especiales, tenemos también los hechizos. En la demo, me sorprendió que Cloud tenga como magia predeterminada el fuego y no la electricidad, aunque esto solo es una pequeña muestra de las diferencias que encontraremos en el remake, que no será un calco respecto al juego original. 

La mitad de la demo la jugamos junto con Barret Wallace, cabecilla de Avalanche. Esto nos permite también comprobar los cambios a nivel jugable. Cuando hacemos team con otro personaje, este estará controlado por la IA del juego y atacará a los enemigos. Sin embargo, podemos darles indicaciones para realizar ataques puntuales o para curarnos, si es que lo necesitamos. Pero también, con la cruceta del DualShock 4, podemos hacer un switch de personajes y controlar a nuestro compañero. 

Esto es especialmente útil cuando enfrentamos enemigos más grandes o a los bosses, ya que podemos cambiar de frente de ataque rápidamente y utilizar a un personaje con distintas habilidades. Y, como ya mencioné, todo muy intuitivamente apretando un botón. 

La demo incluye el enfrentamiento con el boss Guard Scorpion, un inmenso escorpión metálico, con diversos ataques cuerpo a cuerpo y a distancia. El enfrentamiento es muy intenso y variado, aunque no muy complicado. 

Sé que estamos ante una demo, pero el nivel de dificultad en general me pareció demasiado bajo, ya que tenemos muchas pociones de curación a nuestra disposición, y los ataques enemigos causan poco daño en nuestros personajes. Sin embargo, esto puede deberse a que apenas hemos probado los primeros minutos de un juego que se extenderá por varias horas. 

Apartado gráfico y técnico 

A diferencia de los últimos títulos de la saga Final Fantasy -en los que usó el motor gráfico Luminous Engine-, Square Enix está utilizando en este remake el Unreal Engine 4, una tecnología que ha demostrado mucha solvencia con las consolas de actual generación. 

La demo muestra una gran calidad gráfica, con diseños de personajes detallados, escenarios cargados de elementos y muy buena iluminación. Todos esto con una tasa de frames estable, incluso cuando toda la pantalla está llena de efectos y partículas. 

Sin embargo, huelga decir que podemos interactuar con pocos elementos en pantalla y solo podemos destruir las cajas con el logo de Shinra (de hecho, te lo dicen en el tutorial), que ocultan ítems. 

Además, toda la demo es lineal, por caminos predeterminados. Habrá que ver cómo se desempeña el juego cuando se abra el mundo de Final Fantasy VII y podamos desplazarnos por todo el planeta. 

En el apartado sonoro, las acciones están acompañadas por las piezas del gran Nobuo Uematsu, que ofrece geniales remixes de los temas originales. Todo esto acompañado de poderosos efectos de sonido. 

Cabe mencionar que el juego viene doblado al inglés con subtítulos en español. En la demo, no encontré la opción de cambiar el idioma de las voces al japonés, algo que seguramente esperan los fanáticos de la franquicia. 

Conclusiones 

Si bien podemos sacar pocas conclusiones definitivas de una demo, y menos si hablamos de un juego que seguramente se extenderá por muchas horas, puedo decir que las sensaciones con el control en las manos son muy positivas. 

El cambio de jugabilidad es bienvenido, con un control de personaje acertado y un sistema de combate ágil y bastante intuitivo. Además, el apartado gráfico y técnico es notable, pese a que no jugué la demo en una PlayStation 4 Pro. 

Entre los pocos ‘peros’ de la demo estaría su pobre nivel de dificultad, aunque es algo que espero se corrija con el juego ya en el mercado. 

¿Ya probaron la demo?, ¿cuáles son sus expectativas en torno al remake de Final Fantasy VII?