Difusi

Es infaltable la canchita popcorn en el cine, pero ¿de dónde viene esta arraigada costumbre?

Fue entre 1929 y 1933 en Estados Unidos, durante la época de la Gran Depresión, cuando los empobrecidos espectadores solo podían costear las ‘palomitas’ para acompañar las proyecciones.

Se hizo una moda acompañar las películas en el cine con la canchita salada, que oportunamente se elabora casi al instante con granos de maíz, que abundan en el país del norte.

Por aquel tiempo, los vendedores lograban unos beneficios de hasta el 2.500% negociando esta materia prima, según recoge el portal muyinteresante.es.

Han pasado más de 80 años y no se han podido destronar a las ‘palomitas’, aunque hace poco el presidente de Sony Pictures propuso a los exhibidores que ofrecieran también snacks más saludables, como yogures o copas de frutas, ya que una ración grande de popcorn aporta 1.800 calorías.