Captura Facebook

Un joven británico de 15 años, que padecía cáncer terminal, pudo cumplir su último deseo poco antes de morir, llevar a su novia a la fiesta de graduación de su escuela.

Jak Trueman fue diagnosticado con leucemia en agosto del año pasado. Sin embargo, hace unas semanas recibió la lamentable noticia que el mal no podía ser tratado y que le quedaban pocos días de vida. Desde entonces, familiares y amigos colaboraron para cumplir el último sueño de Jak, según informó “The Mirror”. 

El anhelo del joven era llevar a su novia, de nombre Hannah Boyd, a su fiesta de graduación. Para lograrlo, más de 200 profesores y alumnos del colegio West Calder organizaron una fiesta de graduación adelantada en un local cerca de la casa de Trueman, para que este pueda asistir con su novia, con quién tenía casi dos años y medio de relación.

"Teníamos un poco de miedo, porque ahora Jak tiene que vivir hora a hora, pero superó la noche y se lo pasó en grande", declaró la madre del joven, quién también agradeció a través de Facebook.

Sin embargo, Jak no solo estuvo junto a su novia durante la fiesta. Esa misma noche tomó la noble decisión de recaudar fondos durante sus últimos días con el propósito de ayudar a los niños con cáncer. Gracias a la campaña difundida en Facebook, pudo recaudar más de 44 mil libras.

Lamentablemente, luego de cumplir su sueño, Jak Trueman falleció después de que su salud se agravara durante los últimos días. Jak estaba en lista de espera para un trasplante de médula ósea, pero la agresiva enfermedad se extendió demasiado rápido.