Coronavirus: ¿Cómo desinfectar alimentos en tiempos de la COVID-19?

Para entender el porqué y el cómo desinfectar los alimentos, es importante tener en cuenta algunos descubrimientos de la ciencia sobre las características el nuevo coronavirus SARS-CoV2, causante de la infección COVID-19.

Los alimentos por sí mismos no contagian el coronavirus sin embargo de contaminarse cargan el virus en su superficie, abriendo una baja posibilidad de contagiar. De ahí la necesidad de asegurar la correcta desinfección y manipulación de los alimentos. | Fuente: Getty Images

Se han estudiado muy bien el SARS-CoV y el MERS-CoV, dos coronavirus genéticamente hermanos del actual virus (por describirlos de alguna manera). Ninguno de los tres es capaz de contagiar a través de los alimentos debido a que el virus necesita un hospedero vivo de tipo animal o humano. Es decir, los alimentos por sí mismos no contagian el nuevo coronavirus.

Sin embargo, las personas contagiadas pueden contaminar el alimento, si en el mercado, supermercado o los alimentos que se entregaron a casa, alguna de las varias personas en la cadena de producción y comercialización que pudo manipular el alimento tiene el virus (presente o no síntomas) y además esta persona tose o estornuda (sin protección adecuada) sobre el alimento de manera que las gotículas que salen de la boca o nariz caen en el alimento o carga el virus en sus manos podemos considerar que dicho alimento carga el virus.

Ahora bien, para que dicho alimento contaminado sea vehículo de transmisión, el tiempo transcurrido entre que se contaminó y que una persona sana tome ese alimento y lo ingiera o entre en contacto con boca, nariz o los ojos, debe ser muy breve para que contagie. La Autoridad Sanitaria Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) así como el Órgano Alemán de Evaluación de Riesgos (BIR) explican que no existe hasta el momento caso reportado de esta forma de contagio.

En conclusión, los alimentos por sí mismos no contagian el coronavirus sin embargo de contaminarse cargan el virus en su superficie, abriendo una baja posibilidad de contagiar. De ahí la necesidad de asegurar la correcta desinfección y manipulación de los alimentos.

En este punto, diferenciemos 3 definiciones:

1. Lavar: significa que mediante agua o agua y jabón retiro de la superficie restos de tierra, polvo o suciedad y además disminuye la cantidad de gérmenes.

2. Sanitización: significa que mediante sustancias químicas se eliminan gérmenes hasta un nivel seguro pero no se eliminan en su totalidad. Esto suele aplicarse en ambientes o superficies.

3. Desinfección: significa que mediante sustancias químicas específicas según el elemento a desinfectar, se eliminan en su totalidad los gérmenes. Esto se aplica en alimentos y superficies específicas.

El lavado exhaustivo de alimentos y utensilios para manipular o preparar alimentos antes y después de la COVID-19 es una práctica que siempre se debe mantener. Pero la desinfección de alimentos y superficies de contacto durante la pandemia, es necesaria.

No todos los químicos son iguales, ni su efecto sobre la eliminación del virus. La membrana que recubre el material genético del nuevo coronavirus está conformado por grasa, de manera que para que sea efectiva la eliminación de coronavirus, los químicos o detergentes a utilizar deben ser capaces de eliminar grasa.

 

Desinfectar alimentos con una solución de agua con alcohol en una proporción de 70/30 o de 4 cucharaditas de hipoclorito sódico en 1 litro de agua para superficies, bolsas y similares o una cucharadita (5 ml) de hipoclorito sódico (lejía) en 1 litro de agua para frutas, verduras y tubérculos, elimina el virus.

Se debe tomar en cuenta que la concentración de hipoclorito sódico puede variar según el fabricante, habitualmente la concentración de uso doméstico oscila entre 2.6% a 6%. Siempre busque en la etiqueta las instrucciones de uso y dilución.

De esta manera se desinfecta los alimentos:

Paso 1: desinfecta las bolsas y carrito en que trasladas alimento

1. Lavarse las manos hasta el codo con agua y jabón durante 20 segundos.

2. Desinfectar las ruedas del carrito pasándolas por un paño humedecido en la solución.

3. Desinfectar externamente bolsas y carrito que carga el alimento con un dispensador de spray con la solución elegida.

4. Cambiarse de ropa y asearse

Paso 2: desinfecta alimentos que vienen empacados (latas, bolsa, plástico, etc.)

1. Coloca el alimento en un área destinada para desinfección

2. Rociar con el dispensador la solución elegida

3. Dejar secar a la intemperie

4. Almacenar en un lugar limpio

Paso 3: desinfecta frutas, verduras tubérculos.

1. En una batea limpia colocar la solución elegida

2. Sumergir el alimento durante 2 a 5 minutos

3. Enjuagar el alimento sólo con agua

4. Secar el alimento a la intemperie o con paño limpio

5. Almacenar

En el caso de frutas y verduras si se opta por lejía, puede sólo desinfectar la bolsa y almacenar pero antes de su uso, debe desinfectar el alimento. Alimentos como carnes, pollo o pescado la mayor seguridad se da en la cocción a calor.