Coronavirus: ¿Qué es y cómo tratar el llamado "acné de mascarilla"?

La necesidad de protegernos del contagio de la COVID-19, nos ha llevado a tomar precauciones antes desconocidas pero que ahora son parte de nuestra vida diaria. La más común de estas medidas está el uso de mascarillas.

La necesidad de protegernos del contagio de la COVID-19, nos ha llevado a tomar precauciones antes desconocidas pero que ahora son parte de nuestra vida diaria. La más común de estas medidas está el uso de mascarillas. | Fuente: EFE

Desde hace algunas semanas, todos nos hemos visto en la necesidad (y obligación) de adoptar medidas sanitarias que nunca antes habíamos contemplado ni experimentado. La necesidad de protegernos del contagio de la COVID-19, nos ha llevado a tomar precauciones antes desconocidas pero que ahora son parte de nuestra vida diaria. La más común de estas medidas está el uso de mascarillas. Sin embargo, también se viene notando que su uso prolongado puede ocasionar el ahora llamado “acné de mascarilla”.

¿Qué es?

El “acné de mascarilla”, es el conjunto de granitos o acné que tiende a formarse alrededor de las áreas del rostro cubiertas por mascarillas protectoras que tienen contacto directo con la piel del rostro. Esto también puede suceder con lentes protectores que tienen contacto a presión alrededor de los ojos y sienes, capuchas que se ajustan alrededor de la cara sobre frente, mejillas, mentón y/o cuello, etc. En general, cualquier prenda que esté en contacto con la piel por periodos largos.

¿Por qué se forma?

Estas son las causas más comunes:

1.El hecho de respirar dentro de una mascarilla provoca un espacio cerrado de humedad sumamente incrementada, y nuestro aliento (siento decirlo) no siempre limpio. De ahí, que sucede una suerte de “espacio confinado” húmedo, donde también queda encerrados la grasa de la piel y sudor, lo que puede resultar en irritación de la piel, sarpullidos y erupción de acné.

2. El roce mismo de la mascarilla puede causar irritaciones que resulten en la aparición de granitos.

3. La mascarilla evita que los poros del rostro respiren, y eso, también puede resultar en una irritación.

4. Finalmente, si usted no mantiene limpia la mascarilla, no dude que su piel se lo hará saber.

Recomendaciones

1. Si usted utiliza una mascarilla desacartable, cámbiela en cada uso. No la guarde para usarla después. Si si usa de las lavables, lávela con un detergente suave y asegúrese de que esté bien seca antes de ponérsela en el rostro.

2. No use maquillaje debajo de la mascarilla.

3. Asegúrese de lavarse el rostro por lo menos 2 veces al día con el limpiador de rostro que le vaya mejor a su tipo de piel.

4. Si es posible retirarse la mascarilla, hágalo siempre que no contravenga las medidas de prevención de contagio de la COVID-19, tanto para usted como para la gente alrededor.

5. En cuanto sea posible, es conveniente higienizar su peil de forma profesional, por lo menos, 1 vez cada 15 días, en aras de mantenerla saludable. Esto también ayudará a evitar o minimizar el acné de mascarilla.

Nuestra piel, es la primera frontera con el mundo exterior, mantengámosla limpia, hidratada y nutrida