El cáncer infantil no aumenta el riesgo de divorcio

El objetivo de este estudio, realizado sobre más de 47.000 parejas con hijos, fue determinar el riesgo de separación de los padres de un niño con un diagnóstico de cáncer.

La experiencia de tener un hijo con cáncer no parece ser un factor de riesgo para la separación, afirma un estudio del Centro de Investigación de la Sociedad Danesa de Oncología, en Copenhague.

"Nuestra investigación podría servir para que los profesionales sanitarios sepan cómo tranquilizar a los padres ante el trauma de un cáncer infantil", sostienen los autores del estudio, coordinado por Sally Grant, según la revista Pediatrics.

El objetivo de este estudio, realizado sobre más de 47.000 parejas con hijos, fue determinar el riesgo de separación de los padres de un niño con un diagnóstico de cáncer. Aunque algunas parejas se separan, los resultados sugieren que la frecuencia no sería más alta que el promedio registrado en la población general.

"Siempre ha existido el temor de que una experiencia tan traumática como ésta desencadene en un divorcio. En general, no lo observamos. Lo que sí vimos es una tendencia a tratar de sobrellevar la situación", explican los investigadores.

Los resultados no niegan la realidad de que pueden existir problemas tras un diagnóstico de un cáncer. Si los padres necesitan ayuda debe acudir a psicólogos especialistas en terapias grupales, o atención específica a la problemática.