Estados Unidos aprueba el primer medicamento nuevo para el Lupus

Esta enfermedad, incurable y de causas desconocidas, afecta a cinco millones de personas en todo el mundo, entre ellas a un millón y medio de estadounidenses.

La FDA (Food and Drug Administration), que es la Agencia estadounidense para los Medicamentos y la Alimentación, aprobó hoy el uso de Benlysta, el primer fármaco nuevo para tratar el lupus en 56 años.

Benlysta, que recibe el visto bueno después de la recomendación positiva de un comité de expertos el año pasado, se administra por vía intravenosa cada 28 días e inhibe la producción de la proteína estimulador B-linfocito (BLyS), vinculada a células B anormales causantes del lupus.

Esta enfermedad, incurable y de causas desconocidas, afecta a cinco millones de personas en todo el mundo, entre ellas 1,5 millones de estadounidenses. Es más frecuente entre mujeres, en particular de raza negra, y se manifiesta sobre todo entre los 15 y los 44 años.

La enfermedad, potencialmente mortal, hace que el sistema inmunológico ataque las propias células del cuerpo y entre sus síntomas se incluyen daño a los riñones, corazón, cerebro y pulmones, cansancio, dolor, inflamación y sarpullidos.

En las pruebas desarrolladas con este medicamente, un 43,2 % de los pacientes a los que se suministró el medicamento mostró una disminución de los síntomas después de un año, frente al 33,8 % que mejoró tras suministrársele un placebo.

La FDA calcula que uno de cada once enfermos a los que se suministre el medicamento experimentará una mejoría y advierte de que el tratamiento no parece tener efecto entre los pacientes de raza negra, los más susceptibles a padecer este mal.

La nueva medicina no se podrá suministrar a pacientes que padezcan problemas en los riñones o del sistema central nervioso, pues no se han efectuado pruebas sobre este tipo de enfermos.

Antes de este tratamiento, la FDA sólo había autorizado el uso de Plaquenil y de corticoesteroides, en 1955, contra el lupus. En 1948 permitió el uso de la aspirina.

EFE