Hipersomnia: ¿duermes muchas horas, pero sigues con sueño?

Se trata de una enfermedad que padecen entre 4 a 6 % de personas a nivel mundial, pero que al no ser bien diagnosticada suele atribuirse a problemas de estrés, depresión o ansiedad.
De acuerdo al neurocientífico David Lira, la causa de la hipersomnia podría ser alguna medicación que provoca somnolencia, tales como los que se recetan para tratar el parkinson, la demencia, epilepsia, así como antiestamínicos. En ese caso, dijo que se debe cambiar la medicación, para corregir la alteración cerebral o sanguínea.
| Galería: 5 Fotos
De acuerdo al neurocientífico David Lira, la causa de la hipersomnia podría ser alguna medicación que provoca somnolencia, tales como los que se recetan para tratar el parkinson, la demencia, epilepsia, así como antiestamínicos. En ese caso, dijo que se debe cambiar la medicación, para corregir la alteración cerebral o sanguínea. | Fuente: Getty Images

Quizá eres de las personas que cumple con dormir las recomendadas 8 horas diarias e incluso más tiempo; sin embargo, durante el día sigues teniendo sueño. ¡Cuidado! Podrías sufrir de hipersomnia.

Se trata de una enfermedad que padecen entre 4 a 6 % de personas a nivel mundial, pero que al no ser bien diagnosticada suele atribuirse a problemas de estrés, depresión o ansiedad.

"El hecho de que estén durmiendo no significa que estén descansando; y al día siguiente se sienten cansados, hay un mal rendimiento laboral, mala concentración, mala memoria, y se ven afectados tanto psicológico, emocional como laboralmente", indicó David Lira, director del Instituto Peruano de Neurociencias.

La recomendación para las personas que presentan estos síntomas es acudir al especialista en medicina del sueño, a fin de que practique un examen completo y minucioso para determinar las causas de la enfermedad.
 
Recordó que las horas recomendadas de sueño en niños pequeños es de alrededor de 20 horas, en niños mayores de 1 año son de 12 a 14 horas, en adolescentes un promedio de 10 horas, en adultos de 7 a 9 horas, y en personas de más de 60 años alrededor de 6 a 7 horas.

"Se piensa que a más edad se duerme menos, porque las conexiones cerebrales ya están más desarrolladas y conectadas", señaló el profesional en neurociencia.