|

La educación nutricional y su impacto en el desempeño de los estudiantes post-covid

Por: Luis M. Olortegui, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte (UPN). ¿Cómo mejorar el desempeño de los estudiantes a través de una correcta educación nutricional que impacte positivamente en su día a día?

¿Cómo mejorar el desempeño de los estudiantes a través de una correcta educación nutricional que impacte positivamente en su día a día? | Fuente: Freepik

Por: Luis M. Olortegui, docente de la Facultad de Negocios de la Universidad Privada del Norte (UPN)

 

La educación nutricional es un factor clave en los ciudadanos a todo nivel, considerando que los hábitos saludables incluyen la alimentación, la higiene, los ejercicios y, sobre todo, el estilo de vida.

La pandemia de la Covid-19 fue, entre muchas razones, un tiempo reflexivo de cambios en el comportamiento del consumidor. Es importante correlacionar el concepto de educación nutricional con el rendimiento de los estudiantes, tanto de educación básica y de educación superior. pues Está demostrado que, en un factor primordial como la alimentación, puede generar a la persona una menor o mayor concentración, o generar más o menos energía, entre otras competencias específicas.

Organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), define a la educación nutricional mediante la realización de estrategias educativas diseñadas para facilitar la adopción voluntaria de conductas alimentarias y otros comportamientos relacionados con la nutrición, dando esfuerzos para el performance del alumno reflejado en el salón de clases y en su participación a nivel integral. ¿Cuál es la tendencia actual del estudiante y su importancia en el aula? El rol se desarrolla en el centro de la sesión de clases, es decir, se aplican herramientas de aprendizaje que funcionan desde esta premisa: la enseñanza basada en iniciativas, el uso de recompensas a la autonomía de la persona mediante su desenvolvimiento y la retroalimentación constante. Estas estrategias hacen que el docente tenga un constante camino de creatividad en la dinámica demostrada, promoviendo que el desempeño estudiantil cada vez tome un mayor valor dentro de las tendencias educativas, convirtiendo al profesor en un facilitador de conocimiento.

Considerando el enfoque coyuntural del estudiante en tiempos de post-covid, se debe de tener lineamientos claros sobre las necesidades que pueden surgir para su desenvolvimiento en el aula de clases y por qué no, centrarlo también hacia mejoras en su vida cotidiana. La correcta alimentación participa activamente sobre todo del sistema inmune, activando defensas propias del organismo por medio de una adecuado descanso y rutina de ejercicio de forma constante. La mayoría de universitarios se encuentran en una edad de juventud clave que justifica la estandarización del sistema inmune para mitigar la gravedad de una posible enfermedad por la administración de un patrón de alimentación saludable, incrementando la velocidad de recuperación. Es relevante que las instituciones educativas y las casas de estudios puedan incentivar jornadas de ejercicios físicos y jornadas de programación nutricional mediante cursos electivos, capacitaciones temporales y adecuación de alternativas saludables en el mismo recinto (rutina de ejercicios en vivo durante los breaks, comercialización exclusiva de productos sanos en las cafeterías y en las máquinas expendedoras).

Es importante recalcar la necesidad en las instituciones educativas para promover actividades de educación nutricional, no sólo a los estudiantes, sino también a los docentes, directores, cuerpo laboral en general, y comunicar estas buenas prácticas en la comunidad a las que pertenecen, como parte de aplicación de una responsabilidad social educativa.

No cabe duda con todo lo expuesto, que uno de los grandes retos en las escuelas, institutos y universidades es fomentar una educación nutricional que pueda ser parte de una propuesta de innovación pedagógica, considerando un modelo formativo que parta en estudios del performance del estudiante, desde antes de iniciar una mejora nutricional, durante y después de un tiempo prudente de este proceso, para poder contrastar resultados cuantitativos y cualitativos, mediante sus calificaciones y nivel de aprendizaje demostrado en el año escolar o ciclo académico, con el fin de potenciarlo.

Finalmente, es necesario conocer que la Covid-19 es una enfermedad que ha contagiado a millones de personas a nivel mundial y el recurso más eficaz es un correcto hábito de vida mediante una adecuada educación nutricional, que no sólo impacte al estudiante, sino también el hecho de contribuir de manera profesional al ciudadano, sabiendo que somos personas cuidando personas.

Una correcta nutrición con diferentes acciones y estrategias tiene el principal objetivo de generar entre muchos beneficios: la salud y bienestar de la persona de hoy y mañana.

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué es la "Flurona"?


En Israel se detectó el primer caso de "Flurona", es decir un contagio de covid-19 e influenza a la vez. ¿Cómo se produce esto y cuál es el nivel de gravedad? El Dr. Elmer Huerta nos explica.