La falta de vitamina D aumenta el riesgo de alergias

La falta de vitamina D en el organismo de los niños aumenta las probabilidades de que éstos padezcan reacciones alérgicas a los alimentos, alerta un estudio divulgado en Australia.
morguefile

La falta de vitamina D en el organismo de los niños aumenta las probabilidades de que éstos padezcan reacciones alérgicas a los alimentos, alerta un estudio divulgado en Australia.

Los científicos australianos hallaron que los niños con una insuficiencia de vitamina D tenían tres veces más de probabilidades de sufrir alergias a los alimentos, según el Instituto de Investigación Infantil Murdoch (MCRI, por sus siglas en inglés).

Además, una insuficiencia de la vitamina D aumenta las probabilidades de alergia a múltiples alimentos, aunque los investigadores determinaron que no existía una conexión entre la falta de la llamada vitamina de la "luz del sol" y el eccema.

La relación entre la vitamina D y las alergias a los alimentos solo se daba en los menores cuyos padres habían nacido en Australia y no en aquellos menores con progenitores nacidos en el extranjero, lo que puede estar vinculado al color de piel, factores genéticos o el medioambiente, conforme a la investigación del MCRI.

Para este estudio, que publicó la revista científica The Journal of Allergy and Clinical Immunology, se analizaron los casos de 5.276 niños de un año, quienes fueron sometidos a diversas pruebas para detectar alergias comunes como a la clara del huevo, maní o ajonjolí.

Entre las pruebas, se tomaron muestras sanguíneas de 780 niños para medir los niveles de vitamina D.

Los investigadores comprobaron los menores que viven en las partes más meridionales de Australia tienen el doble de probabilidades de tener alergia al maní a la edad de 4 o 5 años y tres veces más de ser alérgicos al huevo que los niños que habitan en las zonas más septentrionales del país.

La responsable del estudio, Katie Allen, comentó que el aumento en la prevalencia de la insuficiencia de la vitamina D en los últimos 20 años va paralelo al incremento de la tasa de alergias alimentarias.

EFE