Mitos y verdades sobre la donación de sangre

La donación voluntaria de sangre en el Perú requiere de la participación de todos. Sin embargo, algunos mitos atemorizan a un posible donante.
RPP/ Galo Castillo

Donar sangre de manera voluntaria es bastante fácil. Se recomienda que toda persona deba de hacerlo de 3 a 4 veces al año. Un acto que ayuda en situaciones de emergencia como accidentes y en operaciones no puede esperar el último momento.

Sin embargo, existen algunos requisitos mínimos para ser un donante voluntario de sangre: pesar mínimo 55 kilos, ser mayor de edad, estar en perfecto estado de salud y tener una sexualidad segura. Además necesita llevar su DNI.

El miedo a quedarse sin sangre o contagiarse de alguna enfermedad no debe de desanimarlo puesto que existen los controles necesarios para evitar cualquier inconveniente. La sangre en nuestro organismo no se acaba nunca.

“El tejido sanguíneo es un tejido en permanente formación, no es que sus glóbulos rojos, sus plaquetas estén estáticos. Cada 120 días su masa de glóbulos rojos ya cambió”, explicó Julio Vidal Escudero, jefe del Banco de Sangre del Hospital Cayetano Heredia.

Antes de pensar en el pinchazo de la aguja, recuerde que con la simple donación voluntaria de sangre puede salvar hasta cuatro vidas. En Perú se necesitarían 600 mil donaciones al año de sangre pero solo se llega a 200 mil.

“Mire es una tercera parte de lo que requiere el Perú, eso quiere decir que en el Perú falta sangre y hay mucha sangre que probablemente muera por falta de eso”, dijo Vidal.

La Universidad Cayetano Heredia realizó una campaña de donación voluntaria de sangre dirigida a sus alumnos que también contó con la participación de la población. La propuesta es que pronto se tengan centros colectores de sangre en las calles.