¿Por qué algunos jóvenes son más propensos a sufrir infartos?

En el Perú, desde los cero años, mueren más de 4,000 personas al año por infarto al miocardio y el principal factor de riesgo se encuentra en individuos mayores de 30 años.

La mayoría de casos de enfermedades del corazón en jóvenes son congénitas y un mínimo de porcentaje son adquiridas, advirtieron especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

El doctor Rubén Azañero Reyna, médico cardiólogo del hospital Dos de Mayo, explicó que los daños al corazón se presentan desde temprana edad y para diagnosticarlos es importante realizar un examen completo en los niños desde su primer control médico.

“Una cardiopatía congénita se puede originar en las tres primeras semanas de embarazo que es  cuando se forma el corazón del feto; ocurre si la madre es afectada por la rubéola infecciosa, o se expone a radiaciones de cualquier tipo, consume drogas o fuma; y causa la deformación del corazón, una de ellas el mal conocido como niño azul”, explicó el especialista.

Al reconocer estas señales de alerta, los padres deben de acudir al centro de salud más cercano, a un hospital o instituto especializado para prevenir que se complique el mal. Con un tratamiento y cuidados adecuados, se reduce los riesgos de muerte súbita.

Azañero Reyna puntualizó que las cardiopatías adquiridas se producen por las complicaciones y problemas que presentan los niños luego de nacer como faringitis, amigdalitis, infecciones, entre otras. Ya adultos, los malos hábitos de vida conducen a problemas cardiacos.

En el Perú, desde los cero años,  mueren más de 4,000 personas al año por infarto al miocardio y el principal factor de riesgo se encuentra en individuos mayores de 30 años, sobre todo en hipertensos, personas diabéticas, con problemas de obesidad y fumadores.

Lima como región presenta más decesos por infarto, con más de 2,000 casos por año. Nadie está exento de sufrir un infarto, por tanto es recomendable hacer actividad física, comer saludable y evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco en exceso, detalló.

Toda persona debe visitar su centro de salud  por lo menos una vez al año para descartar cualquier factor de riesgo. En caso de  tener algún antecedente familiar por infarto, hipertensión o diabetes debe comunicarse al médico para que determine si presenta algún signo de alarma.

“Las enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular son las más mortíferas del mundo por lo que es muy importante educarnos y prevenir los factores de riesgo modificables, tales como el ingerir frutas, vegetales frescos, evitar el exceso de azúcar y sal en los alimentos”, agregó.

Signos de alarma

Hay enfermedades que llegan repentinamente y por esa razón no se toma en cuenta qué es realmente lo que se está sintiendo. Si  siente un dolor de pecho opresivo que puede extenderse al brazo izquierdo y cuello, dificultad respiratoria, vómitos, náuseas, palpitaciones, sudoración y ansiedad, podría indicar que es víctima de problemas cardiacos que puede terminar en muerte súbita si no es atendido a tiempo.