Siete cosas que debes saber sobre la tuberculosis

Los síntomas de la tuberculosis son tos y flema que perdura por más de quince días.

El sector salud conmemorá el Día Mundial de la Tuberculosis, una enfermedad respiratoria infecciosa causada por el bacilo de Koch. La Tuberculosis (TB) es tratable y curable, pero si el paciente deja su tratamiento el germen de la TB se vuelve resistente y agresivo muy difícil de tratar.

Los síntomas de la TB son tos y flema que perdura por más de quince días. La persona que sospecha tenerla la enfermedad debe hacerse las pruebas pertinentes para descartar o confirmar si se trata de tuberculosis pulmonar.

Formas de contagio:

- Estornudando
- Tosiendo
- Cantando

Exámenes de descarte:

El examen de esputo: la flema se deposita en un envase de plástico esterilizado, que fue entregado previamente por el establecimiento de salud. Esta muestra se debe realizar por tres días seguidos.

La prueba cutánea de la tuberculina: a modo de una vacuna se inyecta las bacterias causantes de la tuberculosis sobre la piel de uno de los brazos para saber si la persona ha sido infectada con la TB. Luego de tres días si la parte donde se inoculó la bacteria se pone roja y crece un diámetro considerable significa que la persona tiene TB.

Radiografía de tórax: muestra el estado del pulmón y se puede observar a través de las imágenes si hay presencia de tuberculosis. La población vulnerable para el contagio de TB está constituida por las personas con VIH, diabetes mellitus, los que tienen insuficiencia renal.

Prevención

Es necesario asegurar una buena ventilación en los lugares de concentración de gente. Si se trasladan en un bus se debe mantener las ventanas abiertas para evitar el contagio. Una persona con TB debe saber que si tose o estornuda deberá cubrirse con el dorso del brazo para no contagiar a las otras personas que están cerca de ella.