Vinculan la infertilidad a la falta de células inmunitarias

Hallazgo puede contribuir a desarrollar tratamientos de fertilidad basados en la modificación de los estilos de vida y de dieta apropiada para promover la presencia de los macrófagos.
Morguefile

La falta de las células inmunitarias llamadas macrófagos en el sistema reproductivo femenino puede ser la causa de la infertilidad en algunas mujeres, revela un estudio divulgado en Australia.

Los macrófagos, presentes en grandes cantidades en el útero y en el ovario al momento de la concepción, crean un ambiente hormonal saludable en el útero, según una investigación liderada por Sarah Robertson, experta en medicina reproductiva de la Universidad de Adelaida.

La investigación descubrió que un subconjunto de macrófagos, los M2, interviene en la construcción de una red de vasos sanguíneos en el cuerpo lúteo para que éste se desarrolle y produzca la progesterona, la hormona esteroide necesaria para la reproducción.

El estudio sobre la función de los macrófagos en la reproducción fue realizado a través de la eliminación temporal de estas células en ratones transgénicos, según la cadena local ABC.

"Lo que hallamos fue una disfunción hormonal", indicó Robertson al explicar que los nivelesde progesterona, una hormona que promueve la gestación y es producido por el cuerpo lúteo en el ovario, era anormal en los ratones de laboratorio.

"Sin progesterona no se puede efectuar la implantación", añadió la experta australiana.
Los investigadores hallaron que la eliminación de macrófagos daba como resultado un cuerpo lúteo anormal y con hemorragias que impedía la implantación.

En cambio, estos ratones volvían a ser fértiles cuando se les inyectaba de nuevo progesterona o macrófagos.

"Eso muestra que la infertilidad se debía totalmente a un fallo en el cuerpo lúteo por la consecuente reducción de progesterona", dijo Robertson.

Según la experta, el estudio puede contribuir a desarrollar tratamientos de fertilidad basados en la modificación de los estilos de vida y de dieta apropiada para promover la presencia de los macrófagos.

EFE