Vitamina D tiene papel crucial en la inmunidad a la tuberculosis

Un estudio publicado por la revista Science Translational Medicine arrojó que esta sustancia funciona como una hormona para combatir infecciones.


Un reciente estudio revela que los niveles de vitamina D desempeñan un papel crucial en la respuesta del sistema de inmunidad de los humanos a las infecciones con la bacteria de la tuberculosis.

Según el artículo publicado por la revista Science Translational Medicine, esta sustancia  es más una hormona natural que una vitamina, y se sabe que tiene un papel importante en el desarrollo de los huesos, puede brindar protección contra el cáncer y las enfermedades autoinmunes y ayuda en la lucha contra las infecciones.

Para llegar a esta conclusión, los científicos examinaron los mecanismos que regulan la capacidad del sistema de inmunidad para matar o inhibir el crecimiento de patógenos tales como la Micobacterium tuberculosis, la bacteria que causa la tuberculosis.

El equipo determinó que las células T, o células blancas que combaten las infecciones, liberan una proteína llamada interferon y que inicia la comunicación entre estas células y las dirige al ataque contra las bacterias invasoras.

Los investigadores analizaron muestras de sangre de humanos saludables, con y sin suficiente vitamina D, y encontraron que la respuesta de inmunidad no se activó en los sueros con niveles bajos de vitamina D; sin embargo, cuando se añadió la sustancia al suero deficiente la respuesta de inmunidad funcionó eficazmente.

La investigación encontró una reducción del 85 por ciento de las bacterias de tuberculosis en células macrófagas humanas tratadas con interferon en presencia de suficiente vitamina D.

La tuberculosis es una enfermedad pulmonar, que puede ser fatal, y que causa la muerte de aproximadamente 1,8 millones de personas cada año en todo el mundo.