Cáncer de colon incipiente ya puede ser detectado con mayor exactitud

Mediante moderna videocolonoscopía se detecta también lesiones premalignas de un milímetro
Gracias a los avances en la medicina ahora se puede diagnosticar con mayor exactitud el cáncer de colon en estadio cero (incipiente) y lesiones premalignas de esta enfermedad desde un milímetro de diámetro, lo que permite lograr su detección en etapa inicial y, por tanto conseguir su completa curación, y en otros se logra evitar su inicio, dijo la Dra. Olivia Canales médico del Instituto de Medicina Avanzada en Gastroenterología ubicado en la Clínica Montefiori. 

 Agregó que esto es posible mediante la nueva Videocolonoscopía con Magnificación Óptica y Cromoscopía Electrónica que puede detectar con mucha precisión una lesión neoplásica en estadio cero (cáncer incipiente) o una lesión premaligna (pólipo adenomatoso) y diferenciarlas de otras que no lo son,  extirpándolas durante la colonoscopía lo que permite evitar su evolución hacia un cáncer colo-rectal avanzado.

Con esta  nueva tecnología se puede prevenir el Cáncer de Colon mediante la detección precoz en personas que no presentan ningún síntoma de esta enfermedad, que anualmente provoca la muerte de mil peruanos y de casi 700 mil personas en todo el mundo según la Organización Mundial de la Salud.

Esta nueva videocolonoscopía permite mediante la magnificación óptica, que amplía hasta en 150 veces el tamaño de la imagen, sin alterar su calidad, observar la microestructura (glándulas colo-rectales) y microvasculatura (vasos sanguíneos superficiales) de la mucosa colo-rectal, y ver si estas presentan alguna alteración o irregularidad lo que hace posible diferenciar la mucosa normal, de lesiones premalignas y lesiones en estadio cero, por tanto, realizar un diagnóstico preciso.

Las características de las lesiones detectadas y sus bordes pueden ser observadas fácilmente con la magnificación y tinción de color marrón de los vasos sanguíneos de la mucosa colo-rectal que se logra mediante la aplicación de la Cromoscopía Electrónica que utiliza filtros ópticos los cuales dejan pasar la luz azul, que al ser absorbida por la hemoglobina presente en los vasos sanguíneos les da ese color. 

De otro lado, la especialista dijo que durante esta videocolonoscopía se puede tomar  biopsias (unas muestras de tejidos) del sitio preciso donde se observa la lesión y no al azar como se realiza muchas veces con una videocolonoscopía convencional debido a que esta no permite visualizar la microestructura y microvasculatura por tener una magnificación estándar de 30 veces y carecer de cromoscopía electrónica.

"Mediante esta nueva tecnología se hace casi un estudio histológico en vivo porque la magnificación óptica y la cromoscopía electrónica facilitan la observación  detallada de la microestructura y microvasculatura, estableciendo patrones de alteración de la mucosa (glándulas y vasos sanguíneos) diferenciando de este modo las  lesiones premalignas (Adenomas) de las que no lo son", enfatizó.

De otro lado, con esta tecnología también se puede detectar otras afecciones del colon como: Colitis Ulcerativa y Enfermedad de Crohn, entre otras.

Datos del cáncer de colon

En el Perú cada año se diagnostican dos mil casos nuevos en estadio avanzado de los cuales la mitad fallecen.

No da síntomas en su etapa inicial y en estadio avanzado puede presentar: sangre en las heces, dolor abdominal persistente, diarrea, estreñimiento, heces delgadas, pérdida de peso, falta de apetito, cansancio, anemia.

Se da a partir de los 50 años de edad, pero puede aparecer en personas más jóvenes si hay antecedentes familiares de cáncer colo-rectal hereditario no polipósico.

El 90% de los casos se forma a partir de un pólipo adenomatoso localizado en la pared interna del colon o recto, que es un tumor benigno de crecimiento lento que puede convertirse en maligno.

La extirpación endoscópica de los pólipos adenomatosos durante una colonoscopía reduce hasta en un 90% el riesgo de cáncer de colon y recto. De ahí la importancia de la detección temprana de estas lesiones premalignas antes de los 50 años de edad.