Reportan el primer caso de adicción a Netflix en el mundo

Médicos de la Clínica del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias, conocido como Nimhans, en India, internaron al primer paciente diagnosticado con “adicción” tras pasar entre seis y siete horas diarias a la plataforma de televisión por streaming.

Al desarrollar su adicción, el hombre fue despedido de su trabajo. Con el tiempo libre, el paciente se dedicó con más ahínco a disfrutar de las series. | Fuente: Netflix/ Captura

Un diagnóstico sin precedentes. Los médicos de la Clínica del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias en Bengaluru (India) internaron a un paciente por “adicción” a Netflix, la plataforma de televisión por streaming más popular. Precisamente, este medio compartió hace poco un interesante dato: sus usuarios consumen en promedio mil millones de horas de series y documentales a la semana.

Manoj Kumar Sharma, jefe del Servicio para el uso saludable de la tecnología del instituto Nimhans, explicó que la admisión del paciente se dio de manera voluntaria. De acuerdo con el médico, el paciente confesó que sufría para controlar el tiempo que pasaba jugando videojuegos. Sin embargo, la información dada por el hombre no era del todo correcta. El equipo médico descubrió que el hombre no pasaba horas jugando videos en consolas, sino viendo series en Netflix.

El paciente dedicaba entre seis y siete horas diarias a ver series en la popular plataforma, un medio por el que escapaba de “su fuerte presión por triunfar, tanto en su vida profesional como en sus relaciones personales”, según comenta Sharma.

Al desarrollar su adicción, el hombre fue despedido de su trabajo. Con el tiempo libre, el paciente se dedicó con más ahínco a disfrutar de las series. Seis meses después no había vuelta atrás: había perdido el control y comenzó a tener secuelas físicas como sueño irregular, ojos enrojecidos y agotamiento.

De acuerdo con los médicos del Nimhans, se trataría de un caso de adicción a la tecnología pues el paciente tuvo efectos negativos en su vida y relaciones.

El paciente designaba seis y siete horas diarias a ver series en la popular plataforma, un medio por el que escapaba de “su fuerte presión por triunfar, tanto en su vida profesional como en sus relaciones personales.” | Fuente: Netflix

VIDEOJUEGOS EN LA MIRA

Hace unos meses, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció la adicción a los videojuegos como un problema clínico. Sin embargo, la adicción a la tecnología continúa en debate. La Clasificación Internacional de Enfermedades es un estándar para el diagnóstico de enfermedades, trastornos, lesiones y otras condiciones de salud.

Para saber que existe un desorden de juego se debe diagnosticar que el juego tiene prioridad sobre otras actividades, un control alterado de comportamientos, principalmente cuando ocurren consecuencias negativas que se vinculan al juego y una angustia y deterioro de las relaciones con otras esferas de la vida.


De acuerdo con el médico, el paciente confesó sufría para controlar el tiempo que pasaba jugando videojuegos. Sin embargo, la información dada por el hombre no era del todo correcta. | Fuente: Netflix