Regreso a clases: 10 consejos para detectar enfermedades oculares en niños

A pocos días del regreso a clases, compartimos algunos consejos para la protección ante los rayos UV en los ojos, para prevenir el envejecimiento prematuro de la vista.

Regreso a clases: 10 consejos para detectar enfermedades oculares en niños | Fuente: Getty Images

A menudo suelen asociarse las malas notas en el colegio con problemas de conducta, sin saber que en algunos casos, esto se debe a un problema de salud visual en los niños que no les permite leer ni entender bien sus tareas.

El desconocimiento de los padres de familia para detectar qué defectos tienen sus sus hijos en la vista es cada vez más frecuente, a menos que presenten síntomas notables como conjuntivitis, orzuelos, miopía y astigmatismo.

Por ello, es necesario mencionar que el ojo tiene varias estructuras, una de las más completas es la córnea que se ubica en la parte externa. Luego está el cristalino en la parte interior que nos ayuda enfocar imágenes en la retina.

En el caso de los niños a diferencia de los adultos, el cristalino es el más transparente y altamente puro porque no bloquea nada de radiación ultravioleta y se demora en madurar hasta los 14 años, mientras que un adulto lo tiene más oscuro y este filtra la radiación UV.

Regreso a clases: 10 consejos para detectar enfermedades oculares en niños | Fuente: Getty Images

RECOMENDACIONES

Ante esta problemática, Marcos Cáceres, optómetra contactólogo de GMO, nos brinda algunas recomendaciones para identificar y prevenir enfermedades oculares en los niños desde temprana edad.

1. Estar alerta ante el enrojecimiento de la vista, cansancio al leer, picazón y frotación en los ojos.

2. Prestar atención si el niño se acerca demasiado a sus libros cuando lee o dibuja.

3. Demora al leer textos en clase o en casa.

4. Llevar al niño a un control de medida de la vista antes de empezar el año escolar para prevenir enfermedades como miopía, hipermetropía y astigmatismo.

5. En el caso de requerir lentes de medida, se aconseja el uso de lentes oftálmicos hipoalergénicos, cómodos (no muy apretados o sueltos) y que evitan marcas en la piel.

6. Proteger al niño con lentes que cuenten con protección UV, así como gorras que cubran su rostro que ayudarán a tener el contorno del ojo limpio de manchas o quemaduras por la alta radiación ultravioleta. 7. Evitar largas horas delante de la pantalla de la computadora, tablets o celulares.

8. Obviar leer en la oscuridad o con una lámpara de escritorio que no tenga la suficiente potencia necesaria de luz.

9. Tener una adecuada higiene con antiinflamatorios y antibióticos por una semana en caso de presentarse orzuelos o conjuntivitis para que una posible infección no se extienda.

10. Preguntar al médico si el niño tiene defectos de graduación en la vista, especialmente por debajo de los 12 años, debido a que se presentan casos de ojo vago, estrabismo, tratamientos con parches, incluso cirugías oculares como medida extrema de corrección ocular.

Otro punto importante a destacar es que la pupila de los niños se dilata mucho más porque están en constante proceso de aprendizaje, captación de imágenes y no regulan el ingreso de la luz. De otro lado, los adultos se exponen más al medio ambiente y su pupila se cierra inmediatamente ante reflejos o destellos de luz. Ante ello, se recomienda el cuidado de la vista de los niños con lentes que lleven protección UV para evitar daños irreversibles en sus ojos y que afecten su crecimiento.