Viajar solo permite desarrollar autonomía y autoconocimiento

Enfrentar tus miedos y desarrollar habilidades sociales son algunos de los beneficios de viajar solo.

“Es el viaje y no el arribo el que importa”, decía el poeta T.S. Eliot. Viajar nos hace sentir bien e incrementa nuestro conocimiento sobre el mundo, nos da experiencias de vida, pero también llega a ser beneficiosa  si lo hacemos solas.

Elegir un destino y viajar sin compañía puede no solo ayudarnos a descansar del estrés diario sino también de desarrollar autonomía e independencia.

“Produce un efecto en la maduración del yo. La persona que viaja sola se ve obligada a hacer uso de todas sus habilidades sociales. Viajar implica un crecimiento permanente debido a que son nuevos espacios, nuevas personas. Todo es nuevo”, explica Maritza Figueroa, psicóloga clínica.

El miedo y la inseguridad son normales si esta es la primera vez que uno viaja solo. La adaptación es la clave para sobrevivir a un viaje en solitario. “El viajar solo no solo supone autonomía, sino también un crecimiento personal. El individuo aprende a conocer sus gustos, debilidades, miedos. Es una forma de introspección”, señala la especialista.

Escoge tu próximo destino, alista tus maletas y arriésgate. Y si aún tienes dudas, te presentamos cinco beneficios de viajar solo.

1. Aprendes a conocerte. Un viaje puede ayudarnos a comprender cómo somos en realidad. La soledad ´puede ayudarnos a saber qué queremos lograr y cómo podemos lograr nuestros objetivos.

2. Enfrentas tus miedos. Sentir miedo a viajar solo por primera vez es normal. Sin embargo, no creas que ese sentimiento te acompañará durante toda tu travesía. Aprenderás a “sobrevivir” en el mundo, a tomar decisiones y a emprender nuevas aventuras.

3. Aprendes a disfrutar del silencio. Un viaje a solas te permitirá a hablar menos y a escuchar tu voz interior.

4. Desarrollas habilidades sociales. Según la psicóloga, “el viajar solo te impulsará a hablar con otras personas ya sea para pedir algún favor o tener que preguntar una dirección”. No tengas miedo de conversar con los que te rodean y hacer nuevos amigos.

5. Tienes tiempo para cuidarte. Viajar en solitario te permite pensar más en ti mismo. Puede ser una buena oportunidad para escuchar tu mente y tu cuerpo, meditar y relajarte.