Estos son algunos de los peores videojuegos y decepciones del 2019.
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Ya pasó Navidad, y ya entramos al conteo regresivo para recibir al 2020, un año que -como ya vimos- es muy prometedor para los gamers.

En líneas generales el 2019 fue muy bueno, acaso uno de los mejores en los últimos años. Sin embargo, no todo ha sido positivo. Prueba de ello son los videojuegos que integran este listado.

Huelga decir, para evitar malentendidos, que este listado es subjetivo, basado en mis impresiones, por lo que, si no estás de acuerdo, ¡bienvenido el debate! Desde ya los invitó a compartir sus propios listados en la sección de comentarios o en las redes sociales del blog.

¡Empecemos!

-Jump Force

Bandai Namco generó bastante expectativa con Jump Force, uno de los crossovers más ambiciosos entre las sagas más populares del manga/anime japonés. Sin embargo, una vez en el mercado, comenzaron los problemas. “Jump Force carece de un sistema coherente de mecánicas y tiene una jugabilidad demasiado simplista. Definitivamente, una decepción”, me dijo nuestro colaborador eficaz Beto Pinto, quien realizó el análisis para el blog. Inexplicable la nominación de Jump Force como mejor juego de pelas en los Game Awards.

-Kingdom Hearts III

Desde ya aclaro: Kingdom Hearts III no me parece un mal juego, ¿pero colmó las expectativas que había en torno a él? Esto me dijo Beto, quien hizo el análisis para el blog: “Kingdom Hearts III se veía obligado a cerrar las historias de sus predecesores y abrir nuevas tramas para los siguientes juegos. Con una mochila tan pesada, descuidó en brindarnos un equilibrado sistema de peleas y, en su lugar, se centró en el apartado gráfico. Lamentablemente, esto no fue suficiente, pues es un título que daba para mucho más”.

-Tom Clancy's Ghost Recon: Breakpoint

Ubisoft cometió una serie de errores con Ghost Recon: Breakpoint, que tiene una historia plana y, para colmo, inacabada (se completará vía DLC). El gameplay es repetitivo, aburrido y con groseros errores de programación. Creo que lo peor fue que Ubisoft le quitó identidad a la franquicia, convirtiéndola en un shooter en tercera persona genérico. Una auténtica decepción.

-Contra: Rogue Corps

Este 2019 varias sagas clásicas regresaron (con remakes o secuelas), la mayoría con entregas satisfactorias. La excepción a la regla fue Contra, que con Rogue Corps tuvo uno de los retornos más decepcionantes de la industria. Rogue Corps tiene una jugabilidad repetitiva, con un descarado reciclaje de enemigos y misiones. Además, sus gráficos son dignos de la pasada generación de consolas. Konami tiene una deuda pendiente.

-FIFA 20 Legacy Edition

El pomposo título de la edición de FIFA 20 para Switch contrasta nítidamente con su contenido. EA Sports lanzó para la consola de Nintendo prácticamente el mismo videojuego que el año pasado, pero con plantillas renovadas y licencias actualizadas. Para colmo, la Legacy Edition no incluye el modo VOLTA Football, la principal novedad de las ediciones de PlayStation 4, Xbox One y PC. Terrible.

-WWE 2K20

Un auténtico escándalo. WWE 2K20 llegó al mercado plagado de errores de programación que lo hacían prácticamente injugable. Los videos sobre los glitches y bugs del juego se hicieron virales en las redes sociales, y los fanáticos expresaron su rotundo rechazo por el que consideran -y con justa razón- el peor videojuego de la saga. ¿Qué pasó? Una hipótesis es el cambio de estudio desarrollador: 2K dejó de trabajar con Yuke's y encargó esta entrega a Visual Concepts. Los fanáticos del wrestling sufren los resultados.

-Anthem

Tras el cuestionado Mass Effect: Andromeda, BioWare se puso a trabajar en su próximo gran proyecto, llamado a ser su reivindicación tras el traspié de 2017. Sin embargo, el lanzamiento de Anthem, en febrero, pasó con más pena que gloria, sin colmar las expectativas. Esto decantó en que el juego no tenga una comunidad activa detrás, por lo que actualmente ingresar y conseguir una party es todo un reto. Una lástima.

-Mario Kart Tour

El entreno de la saga Mario Kart en dispositivos móviles dejó cierta desazón entre los usuarios. Mario Kart Tour luce bonito, muy vistoso a nivel técnico, y con el carisma de los personajes de Nintendo; pero su apartado jugable no convence: es poco intuitivo y carece de la profundidad de las versiones de consola. Además, causó mucha molestia la inclusión de una membresía, el Gold Pass, requisito indispensable para poder desbloquear elementos dentro del juego.

-Stadia

En noviembre, llegó Stadia, la nueva plataforma de Google de streaming de videojuegos (una suerte de Netflix de los videojuegos), y que estaba llamada a ser una revolución. Sin embargo, Stadia está muy lejos de ser siquiera una alternativa que ponga en riesgo el status quo de la industria. Tiene un catálogo limitado y, según varias fuentes, no funciona a la perfección. Vamos a ver si en 2020 Google revierte la situación y reflota este barco.

Me quedan en el tintero Crackdown 3 y Left Alive, que también fueron fustigados por la crítica, pero de los que no tengo mucha referencia porque no los probé (y mucho menos analicé), pero los menciono para que quede registro de que también dejaron huella en el 2019.

Cierro el post y abro el debate, ¿cuáles son -para ti- los peores videojuegos y las decepciones del 2019?