5 consejos para aprovechar la luz natural en casa
De acuerdo con un estudio del Grupo VELUX realizado en España, la luz natural mejora la calidad del sueño e influye en el estado anímico. | Fuente: Shutterstock

El recibo de luz es uno de los principales gastos cuando llega fin de mes. Aunque las bombillas de luz son necesarias para iluminar espacios cerrados y poder realizar nuestras actividades de noche, la luz natural puede ayudarnos más de lo que creemos.

Si tenemos en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud, pasamos hasta el 90% de nuestro tiempo en interiores, resulta importante empezar a aprovechar lo beneficios de la luz natural para sentirnos más cómodos dentro de ellos. Por ejemplo, de acuerdo con un estudio del Grupo VELUX realizado en España, la luz natural mejora la calidad del sueño e influye en el estado anímico, puntos clave para tener una vida más feliz y tranquila.

Ten en cuenta estos consejos para aprovechar mejor la luz natural y así ahorrar en el consumo de energía eléctrica.

1) Prefiere los colores claros en paredes y techos

Usar colores claros como el blanco, los grises, beige o los pasteles permite que cuando la luz natural ingrese produzca una sensación de mayor iluminación en todo el espacio. En cuanto al suelo, si es de color claro también ayudará a reflejar la luz por todos los ambientes. Lo mismo para muebles y electrodomésticos.

2) Las ventanas deben ser amplias

Una buena iluminación natural depende mucho de dónde están ubicadas las entradas de luz. Las ventanas deben ser grandes para que puedas aprovechar la luz natural por más tiempo en el día. En caso no puedas modificarlas, que tengan cristales amplios y siempre limpios ayudará mucho. Otro consejo es pintar los bordes de blanco, así se verán más grandes y luminosas.

3) Utiliza cortinas ligeras y espejos

Mientras más claras sean, mejor. Además, deben ser ligeras para que la luz natural pueda atravesarlas de manera más fácil. Un truco en casa son los espejos, estos ayudan a reflejar luz en vez de absorberla, así contribuyen a que el espacio se sienta más amplio e iluminado. Lo recomendable es ubicar un espejo grande en la pared que está frente a una ventana.

4) Coloca mesas y puertas de cristal

Las mamparas corredizas, por ejemplo, pueden ser completamente de cristal para que la luz se expanda hacia otros ambientes. Lo mismo con las mesas de centro y cuantos objetos decorativos puedan elegirse de vidrio. Al ser transparentes, permiten el paso de luz sin problema.

5) Distribución de los muebles

Un punto vital es qué tipo de mobiliario ponemos en casa y cómo lo ubicamos estratégicamente. Es recomendable tener solo los muebles más necesarios para no recargar el espacio, así dejas vía libre para que la luz circule sin toparse con cosas que hacen sombra y que bloquean la amplitud natural del ambiente.

Es recomendable tener solo los muebles más necesarios para no recargar el espacio, así dejas vía libre para que la luz circule.
Es recomendable tener solo los muebles más necesarios para no recargar el espacio, así dejas vía libre para que la luz circule. | Fuente: Shutterstock