El evento contó con la presencia de personalidades del ámbito cultural, educativo, académico, político, religioso, militar y la comunidad USS.
El evento contó con la presencia de personalidades del ámbito cultural, educativo, académico, político, religioso, militar y la comunidad USS. | Fuente: USS

La Universidad Señor de Sipán (USS), celebró con una nutrida ceremonia el inicio de año académico 2021-I. El acto protocolar estuvo presidido por la Dra. Carmen Rosa Núñez Campos, presidenta de la Junta General de Accionista de la USS, y tuvo como ponente principal al reconocido profesional, Eduardo Court Monteverde, quien desarrolló la clase magistral titulada: “Reactivación económica en el Perú en tiempos de pandemia”.

En las palabras de bienvenida, el Dr. Huber Rodríguez Nomura, rector de la Universidad Señor de Sipán, agradeció la presencia del ponente Eduardo Court y aseguró los esfuerzos de la institución que representa para seguir brindando un servicio de calidad.

“Nos complace sobremanera tener la presencia de tan ilustre profesional como es el doctor Eduardo Court, a quien le damos la bienvenida y le agradecemos por estar entre nosotros. La USS, en su política de mejora continua sigue trabajando por brindarle a nuestros estudiantes un servicio de alta calidad”, aseguró la autoridad.

A su turno, la Dra. Carmen Rosa Núñez Campos, resaltó la capacidad de adaptación que ha demostrado el cuerpo docente y en especial los estudiantes de la USS ante la crisis sanitaria. Además, exhortó a los presentes a seguir manifestando fortaleza y empatía para con los más necesitados.

“Felicito a toda la comunidad universitaria por el tesón demostrado ante la Covid-19, es admirable la capacidad de resiliencia que hemos demostrado todos los que pertenecemos a esta gran familia”, expresó la máxima autoridad societaria de la USS.

Por su parte, el MBA. Richard Acuña Núñez, presidente del directorio de la USS, fue quien tuvo el honor de dar por iniciado el año académico en esta institución. “En medio de esta crisis sanitaria, es para mí un honor oficializar el inicio de año académico en nuestra alma máter. Esta ceremonia deja constancia de que, a pesar de los estragos causados por la pandemia, no nos hemos rendido y seguimos cumpliendo con nuestra responsabilidad de formar los profesionales que necesita nuestro país para construir una sociedad más justa y con las oportunidades que todos anhelamos”, afirmó Acuña Núñez.

La ponencia de Eduardo Court

Durante su exposición, el Dr. Eduardo Court, que también se desempeña como docente de la Escuela de Posgrado de la USS, aseguró que la crisis económica actual se origina en un shock en la oferta y la demanda, creando las condiciones para una crisis muy grave si no se toman las medidas pertinentes.

“La Covid-19 ha generado no solo un shock en el lado de la demanda real, también un shock en el funcionamiento de los mercados financieros. Por tanto, la gestión de los activos financieros se centrará en el comportamiento precautorio, lo que reduce aún más la demanda general. La banca también deteriora su cartera pues prestan menos, esto genera fallas comerciales en cascada lo que acumula debilidades financieras y disminuye la cantidad de dinero en el sistema”, afirmó.

De igual forma, se refirió a las medidas económicas que han tomado los países para atender la emergencia sanitaria. “Se han implementado políticas fiscales y monetarias que, en magnitud, superan ampliamente a aquellas aplicadas frente a crisis anteriores”, refirió. En el caso del Perú, también ha sido necesaria una respuesta de política monetaria y fiscal sin precedentes para contener el impacto de la crisis generada por la Covid-19.

Asimismo, señaló que el sector micro financiero tendrá un crecimiento limitado este año debido a las nuevas restricciones por la crisis sanitaria. Las empresas continuarán generando provisiones para resguardar sus carteras en línea con la mayor necesidad de reprogramaciones y el crecimiento de la morosidad. La mayor parte de microfinancieras no están reguladas por la SBS.

En torno al sector hidrocarburos, destacó que los fondos cotizados del petróleo (ETF) podría apreciarse hasta en 90% gracias a la reactivación de la demanda del commodity. Grandes productores como Arabia Saudí y Rusia siguen manteniendo una producción que limita la oferta e impulsa el precio. Sin embargo, dada la situación de importador del Perú, seguirá trayendo incrementos en los precios locales de los combustibles con la consiguiente conflictividad social.

En cuanto a la inflación, Court afirmó que se mantendrá dentro del rango meta (entre 1 % y 3 %) en el 2021, lo que no implicará ningún cambio en la política monetaria expansiva del BCR. “La debilidad de la demanda interna va a continuar y también los choques de oferta, sobre todo de materias primas, ello hará que la inflación anualizada fluctúe alrededor de 2 % este año”.

Propuestas y desafíos

Para Court, uno de los mayores retos del Perú será recuperar el espacio fiscal perdido. Esto va a requerir un proceso de consolidación, que tenga como objetivo asegurar una posición sostenible para las finanzas públicas. Para ello, se deberá aplicar medidas económicas con el propósito de reducir el déficit fiscal y frenar la acumulación de la deuda pública.

Todo esto, en principio, requiere que el nuevo gobierno tenga la voluntad política para asegurar la credibilidad crediticia del país. Para ello, deberá tener la capacidad de limitar iniciativas populistas que puedan generar incrementos no deseados en el déficit fiscal, también deberá diseñar una política económica que permita atender las demandas ciudadanas por mejoras en atención en los servicios de salud, educación y protección social, además de reducir la desigualdad”, refirió.

Según el profesional, para lograr estos objetivos se necesitará una economía que crezca por encima de su capacidad productiva y que los precios de exportaciones se mantengan por encima del promedio de los últimos 15 años. Además, consolidar las medidas aprobadas durante 2018 y 2019, que la Sunat genere ganancias por acciones de fiscalización y que se dé un incremento adicional de los ingresos permanentes de 1.5 % del PBI.

“Sugiero tres medidas que en conjunto podrían aumentar los ingresos permanentes en 1 % a partir de 2022 y que minimizarían el daño sobre el crecimiento económico. Se debe incrementar el Impuesto General a las Ventas (IGV) en un punto porcentual, modificar el impuesto a la renta de tal forma que sea más progresivo y que permita cruzar la información con el IGV y simplificar los regímenes tributarios para las micro y pequeñas empresas”, señaló Court Monteverde.

Para asegurar lo expresado líneas arriba, el docente universitario afirma que se deben plantear 5 retos al futuro gobierno: el Banco Central de Reserva debe de garantizar la estabilidad monetaria y el Ministerio de Economía debe ordenar las finanzas públicas, se debe mejorar la eficiencia del gasto público, corregir los problemas estructurales en salud, educación, formalización, pensiones, infraestructura rural e inseguridad ciudadana; y además, conectar los resultados económicos con el bienestar de la población, lo que implica una reforma del rol del Estado y se debe generar ambientes que atraigan la inversión para generar empleo.

Finalmente, destacó que las próximas decisiones de gobierno podrían estar relacionadas a generar un impuesto sobre la renta personal, impuestos sobre el patrimonio y la propiedad, impuestos asociados con la salud pública y el medio ambiente, impuestos sobre la economía digital, esfuerzos para reducir la evasión fiscal, los gastos tributarios e incentivos fiscales a la inversión, mejoras del gasto público, activos de fondos soberanos, medidas para aumentar la resiliencia del sistema financiero, entre otras.