¿Cómo podemos prepararnos como ciudadanía ante la ocurrencia de incendios forestales?

Los incendios forestales destruyen la vegetación, matan la fauna silvestre, contaminan el agua y ponen en riesgo la salud y la vida humana. En esta nota, descubre qué acciones podemos realizar para reducir su creciente aumento.

En nuestras regiones se tiene como costumbre deshacerse de los residuos vegetales como el rastrojo a través de la quema, que es una de las causas principales de los incendios forestales.
En nuestras regiones se tiene como costumbre deshacerse de los residuos vegetales como el rastrojo a través de la quema, que es una de las causas principales de los incendios forestales. | Fuente: Andina

Más de 200 mil hectáreas de bosques perdió nuestro país durante el 2020, la cifra más alta en los últimos 20 años, de acuerdo con la plataforma Geobosques del Ministerio del Ambiente (Minam). Esta situación tiene como uno de sus principales responsables a los incendios forestales -originados por causa natural o humana- que matan la fauna silvestre, eliminan la vida en el suelo, contaminan el agua y el aire atmosférico; y además, ponen en riesgo la salud y la vida.

¿Qué podemos hacer para prevenir que ocurran? Sheila Gamarra, analista de incendios forestales del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), brindó algunas recomendaciones el programa Ampliación de Noticias de RPP, que compartimos en esta nota.

Compostaje en lugar de fuego

Por tradición, en diversas actividades agrícolas en nuestras regiones se tiene como costumbre deshacerse de los residuos vegetales como el rastrojo a través de la quema, explicó Gamarra. Pese a que se trata de una de las causas principales que originan los incendios forestales, es también una conducta natural para la población que se dedica a este sector, agregó.

Por lo tanto, con el fin de brindarles alternativas para el manejo de sus residuos vegetales, Gamarra reveló que existen actividades como realizar compostaje en las regiones con mayor incidencia de incendios forestales. El compostaje es un proceso a través del cual se aprovechan residuos orgánicos para obtener abono para la agricultura, y sin dañar el entorno ambiental, según el Minam.

“Desde Serfor, realizamos capacitaciones dirigidas a los productores agrarios para que tengan el conocimiento de no quemar o darles una alternativa al uso del fuego, como es la realización de compostaje, debido a que la quema es una costumbre antigua”, indicó. Dentro de estas jornadas preventivas, Gamarra añadió que también se aborda el manejo sostenible de los pastizales andinos.

Los incendios forestales generan la desaparición de fuentes de agua, producen enfermedades respiratorias y dolores de cabeza, y deterioran el paisaje de nuestros ecosistemas.
Los incendios forestales generan la desaparición de fuentes de agua, producen enfermedades respiratorias y dolores de cabeza, y deterioran el paisaje de nuestros ecosistemas. | Fuente: Andina

Formación de brigadistas de combate

Serfor indica que las consecuencias de los incendios forestales no se limitan solo a la pérdida de vegetación, sino que también generan la desaparición de fuentes de agua, producen enfermedades respiratorias y dolores de cabeza, y deterioran el paisaje de nuestros ecosistemas, lo que genera pérdidas económicas al no ser atractivos a la vista.

Vivamos en la costa, sierra o selva, la degradación de nuestros bosques afecta a toda la población, alerta el Minam, pues nos hace más vulnerables al calentamiento global y reduce nuestras posibilidades de desarrollo.

Por ello, además de las campañas para concientizar a comunidades y autoridades locales, es importante brindar formación técnica y de equipamiento de brigadistas de combate de incendios. Con personal capacitado para combatir un incendio forestal, se evita el crecimiento desmedido y descontrolado del fuego que amenaza nuestros bosques, señaló la especialista.

Acciones cotidianas de prevención

Aunque Gamarra explicó que existen factores naturales que provocan los incendios forestales, tales como la fuerza de los vientos, la cobertura vegetal seca como las ramas y hojas, las altas temperaturas o la falta de lluvias, como población podemos adoptar nuevas costumbres y ajustar medidas preventivas en nuestro día a día para evitar su propagación.

Así, desde Serfor se recomienda seguir estas indicaciones básicas para reducir la ocurrencia de estos incendios:

  • No enciendas fuego al aire libre; y menos cerca de formaciones vegetales, como plantaciones forestales, bosques, pastizales, humedales y otras.
  • Apaga correctamente las fogatas o cocinas a leña y asegúrate que no exista la posibilidad que el fuego se reavive. Si es necesario hacer una fogata, asegúrate de hacerlo en lugares alejados de los árboles, pasto u otros materiales combustibles. Asimismo, delimita el fuego con materiales no combustibles, con arena o piedras, y ten a la mano materiales como arena, tierra o agua para apagarlo de inmediato en caso sea necesario.
  • Evita la tala indiscriminada.
  • Evita acumular materiales inflamables como paja o maderas que pueden servir de combustible.
  • Mantén los alrededores de tu casa libres de materiales o desechos que puedan servir de combustible para el fuego.
  • Utiliza faja cortafuegos; es decir, un espacio de terreno libre de vegetación para evitar la propagación de los incendios forestales.