Conoce cuáles son los principales retos de las peruanas en la pandemia y qué hacer para superarlos

El aumento de horas en el trabajo doméstico, las dificultades para mantener los puestos de trabajo en plena pandemia y la disminución en el acceso a diversas atenciones de salud para las mujeres fueron algunos de los temas que se abordaron en el webinar: “Los desafíos de la mujer peruana”.

Especialistas explicaron por qué es necesario establecer políticas públicas y una educación con enfoque de género e intersectorial.
Especialistas explicaron por qué es necesario establecer políticas públicas y una educación con enfoque de género e intersectorial. | Fuente: Andina

La pandemia por la Covid-19 ha demostrado que las mujeres se encuentran más vulnerables ante diversas situaciones que los hombres. Las tareas domésticas y de cuidado que las sobre cargan, por los roles de género establecidos, les limitan las oportunidades de desarrollarse.

En el seminario virtual “Los desafíos de la mujer peruana” destacados especialistas explicaron por qué es necesario establecer políticas públicas y una educación con enfoque de género e intersectorial, que además puedan ser realmente aterrizadas a la realidad peruana.  

Patricia del Río, periodista de RPP, moderó este conversatorio donde participaron la ministra de la Mujer, Rosario Sasieta; Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer de la Defensoría del Pueblo; Hugo Ñopo, investigador principal de GRADE; y Marlene Molero, socia fundadora de GenderLab.

Desafíos en el hogar

La pandemia por la Covid-19 ha puesto en evidencia la urgencia de un Sistema Nacional de Cuidados para garantizar que la mujer pueda equilibrar sus tiempos y no pierda oportunidades.  “El sistema nacional de cuidados no se trata de que el Estado supla la labor de la madre, lo que se trata es que la ayude. Cuando una mujer tiene que salir a trabajar no puede estudiar y en pandemia ha sido muy complicado”, mencionó la  ministra.

Ante esta situación, Hugo Ñopo agregó que: “El porcentaje de hogares monoparentales en el Perú es altísimo. 1 de cada 4 hogares peruanos es monoparental y de jefatura femenina. Esas madres solteras, ahora que se alteró el día a día, tienen unas logísticas muy complicadas. Es ahí donde una red de soporte es muy importante”.

Además, según una encuesta de GenderLab que mencionó Marlene Molero, las mujeres dedican 15 horas más a la semana en tareas domésticas a comparación de sus pares hombres. Esto genera perjuicios a su independencia, autonomía y productividad en el trabajo.

Desafíos en lo laboral 

Durante el panel, se mencionó que el trabajo de las mujeres está precarizado y son ellas quienes están teniendo más complicaciones para recuperar y mantener los empleos en este periodo de pandemia. Esto porque la mayoría de mujeres trabaja en sectores como restaurantes, turismo, limpieza y en el sector informal.

Por otro lado, las mujeres enfrentan grandes dificultades por estereotipos culturales sobre el rol de la mujer dentro del hogar. Eliana Revollar indicó lo siguiente: “más allá de que la mujer tenga un empleo formal o informal, existe esta estructura patriarcal machista por la cual se cree que si la mujer sale a trabajar y es proveedora (del hogar), no tiene que descuidar las labores de la casa”.

En ambientes conformados, en su mayoría, por hombres la situación también es bastante difícil. “Las mujeres en ámbitos predominantemente masculinos – como la política - ven sus capacidades cuestionadas. Aquellas que persisten en dichos ámbitos son vistas como la amenaza y por eso quieren sacarlas”, mencionó Molero.

La audiencia no fue ajena a los temas y conversó con los panelistas. Por ejemplo, sobre la brecha salarial, una participante mencionó lo siguiente: “La brecha salarial es menor cuando la mujer es soltera, se amplía cuando está casada y mejora cuando está divorciada a separada, porque se asume inmediatamente que la carga de trabajo del hogar recae en nosotras y que no le dedicaremos el tiempo que exige el trabajo”.

Desafíos en la salud 

El último tema del panel digital fue la dificultad para acceder a los servicios de salud sexual y reproductiva debido a la pandemia. “En esta pandemia, hicimos una supervisión a Lima y Callao sobre estas atenciones en el mes de abril y, definitivamente, las mujeres se quedaron sin la primera línea de atención para entrega de métodos anticonceptivos, controles pre y post natales, planificación familiar”, sostuvo Revollar.

Esta disminución en los servicios puede traer consecuencias como muertes maternas, embarazos no deseados y falta de oportunidades para las madres. Ñopo mencionó que es necesario observar el aumento de embarazos durante la pandemia para tomar acción al respecto.

Una participante del webinar contó su experiencia: “La desigualdad es terrible, cuando era joven pude asistir a un centro de salud privado para que me bridaran información, pero si no tienes los recursos, ¿qué opciones tienes?”. Los panelistas resaltaron que las mujeres de menores recursos son quienes más desafíos han encontrado para acceder a salud en esta coyuntura.

Asimismo, se habló sobre el embarazo adolescente y se mencionó que en el país existe una tasa del 13%. Si no se trabajan políticas públicas intersectoriales, esta situación reforzará la pobreza de ciertas mujeres y sus familias.

En el marco de la tercera edición de la campaña Mujeres de Cambio se desarrolló seminario virtual “Los desafíos de la mujer peruana”, organizado por RPP, con el compromiso de la ONG Plan International y en alianza técnica con el UNFPA, la Universidad del Pacífico, Ayuda en Acción y Libélula.