Tianwen-1
El rover de la misión está compuesto por paneles solares que le brindarán la energía necesaria para sus misiones. | Fuente: CNSA

Uno de los más grandes poetas de China, Qu Yuan (340 a 278 a.C.), dejó un extenso poema a toda la nación en el que se cuestiona sobre el cielo, las estrellas y los fenómenos espaciales. “Tianwen” es una de las historias más importante del país y muestra, en base, los planteamientos de un estado que desea involucrarse en la más importante carrera espacial.

Un día después de la llegada del Hope Mars de los Emiratos Árabes Unidos a Marte, China espera convertirse en la sexta nación del mundo en enviar con éxito una misión al Planeta Rojo: Tianwen-1.

La Administración Espacial Nacional China (CNSA) lanzó en julio del año pasado este proyecto, el cual, a corto plazo, se quedará orbitando Marte desde febrero. En mayo, el rover descenderá para aterrizar en su superficie.

A diferencia del Hope Mars, Tianwen-1 llegará a Utopia Planitia, un “posible” fondo de un antiguo océano para analizar la geografía en búsqueda directa de vida en el planeta.

Ya a 2.2 millones de kilómetros de distancia, Tianwen-1 envió un “selfie” desde el espacio, a solo horas de su primera aproximación al planeta de ingreso a su campo gravitacional.

Debido al hermetismo chino con el resto de países, no hay detalles exactos de la sonda, pero conocemos a grosso modo que todo el sistema pesa cinco toneladas, con un rover de 240 kg exactos. Este análogo del Perseverance aún no tiene nombre y los ciudadanos del país ya están en selección de ello.

El rover lleva media docena de instrumentos científico, incluido radar de penetración, detector de campo magnético, de compuestos de superficie, dos cámaras y una estación meteorológica.

Sin embargo, cabe señalar que el robot también tiene probabilidades de aterrizaje, lo que puede resultar en un éxito o un fracaso. Con sus instrumentos científicos adecuados, busca la distribución del hielo de agua en el planeta, además del análisis de rocas mediante espectros.

China invierte miles de millones de dólares en su programa espacial, para intentar ponerse al nivel de Europa, Estados Unidos y Rusia. Tianwen-1 solo es el primero de esta nueva etapa camino a Marte.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.