Marte
Los robots buscarán mayor comprensión del Planeta Rojo en clima y geografía. | Fuente: NASA

Ha llegado febrero, un mes especial para Marte, debido a que tres misiones de vital importancia aterrizarán (u orbitarán) al planeta, inaugurando una nueva era de exploración.

El próximo 9 de febrero inicia todo. La sonda Hope Mars, de los Emiratos Árabes Unidos, culminará un largo viaje de seis meses para visitar Marte por primera vez. No aterrizará en su superficie, sino que orbitará el planeta para estudiar su clima y hacer un mapa completo de ello durante 687 días terrestres o un año marciano .

La nave espacial Hope será el primer orbitador nuevo alrededor de Marte desde que llegó la nave espacial ExoMars de la Agencia Espacial Europea en 2016, pero no será la recién llegada por mucho tiempo.

Un par de días después, la misión Tianwen-1 de China intentará aterrizar en el suelo de Marte. A solo horas de llegar a órbita, intentará el complicado objetivo.

Tianwen-1 pasará los próximos tres meses explorando su lugar de aterrizaje, Utopia Planitia, el cráter de impacto más grande del planeta con el fin de “realizar un estudio global y extenso de todo el planeta”, de acuerdo con la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA).

La Perseverancia de llegar a un nuevo planeta

Para el 18 de febrero, según el cronograma, el rover Perseverance de la NASA hará lo propio en los llamados 7 minutos de terror. Tras una serie de maniobras que pueden poner en peligro toda la misión, el robot deberá aterrizar en el cráter Jezero para iniciar un estudio de la geografía del planeta, incluida la misión de búsqueda de vida extraterrestre.

Perseverance es esencialmente un automóvil autónomo de propulsión nuclear, y su misión principal es recolectar muestras que serán recogidas por otra nave espacial a finales de esta década y devueltas a la Tierra. Con suerte, este polvo rojo contendrá evidencia de que Marte alguna vez albergó vida microbiana.

Además, Perseverance también permitirá una demostración de tecnología única en su tipo con un pequeño helicóptero llamado Ingenuity. A los pocos días de aterrizar, Perseverance arrojará el helicóptero a un claro donde intentará varios vuelos cortos. Si funciona, será la primera vez que un avión vuele sobre otro planeta.

Y no solo eso, también lleva incluido un micrófono en su interior para grabar los primeros sonidos del planeta, además de distintas pruebas de trajes espaciales para probar su seguridad en atmósferas distintas.

Dichas misiones, sin embargo, tienen un porcentaje de riesgo de no cumplir su objetivo. Pese a ello, marcan el gran esfuerzo de la década por conocer más sobre el planeta vecino ante una futura colonización.

El CEO de SpaceX, Elon Musk, tiene algunos planes audaces: colonizar Marte y establecer una ciudad para 2050. Para hacer precisamente eso, la compañía está desarrollando una nave espacial masiva llamada Starship para enviar carga y eventualmente pasajeros al Planeta Rojo.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuédateEnCasa