CHINA-SPACE-SCIENCE
El cohete Larga Marcha 5B llevó a órbita el módulo Tianhe, corazón de la estación espacial china. | Fuente: AFP | Fotógrafo: STR

El programa espacial chino ha logrado grandes avances, pero hay un detalle que todavía no domina: la reentrada de sus cohetes.

Ahora se trata del módulo principal del Larga Marcha 5B, que llevó a órbita al primer módulo de la estación espacial china.

El módulo Tianhe de la estación espacial se separó con éxito en órbita, pero el cohete Larga Marcha 5B hará una reentrada no controlada a la Tierra.

Usualmente la reentrada de los cohetes es controlada y caen en zonas deshabitadas, pero el último lanzamiento chino podría afectar áreas pobladas.

Fuera de control

Todo apunta a que el Larga Marcha 5B repetirá lo que sucedió con el primer lanzamiento, cuando la estructura principal cayó en el Océano Atlántico, pero partes de su fuselaje aterrizaron en un pueblo de Costa de Marfil, en África.

Es posible que en los próximos días el cohete Larga Marcha 5B, de 30 metros de largo y 5 de ancho, y partes de su fuselaje hagan su aparición sorpresa en algún lugar del mundo, esperemos que no sea poblado.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: