Larga Marcha 5B
El cohete llevó el primer módulo de la estación espacial china a órbita. | Fuente: CNSA

El Pentágono rastreará el reingreso a la atmósfera de la Tierra del cohete Larga Marcha 5B debido a que está regresando “sin control”.

Hace días, el programa espacial chino lanzó al Larga Marcha 5B para lanzar el primer módulo de su estación espacial propia. Sin embargo, causó gran polémica el saber que su reentrada no está siendo controlado, con la posibilidad de que caiga en cualquier parte del mundo.

El Pentágono analiza la situación

Debido a esta peligrosa situación, el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha anunciado que monitoreará el caso.

El Pentágono espera que el reingreso se dé entre el 8 y 10 de mayo, pero, debido a que no hay mayores datos a ciencia cierta, el rastreo se está dando desde días previos.

Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, ha explicado a CNN que "el riesgo de que te golpee es increíblemente pequeño. Por eso, no perdería ni un segundo de sueño por esto".

El cohete Larga Marcha 5B mide de 30 metros de largo y 5 de ancho. En el 2020, un reentrada similar terminó con un cohete chino de similares proporciones en el Océano Atlántico, pero con restos en el pueblo de Costa de Marfil.

Lo más probable es que los restos del cohete Larga Marcha 5B acaben en el Océano Pacífico, por su gran extensión.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.