Venus
El descubrimiento de fosfina y el descarte de las causas abióticas para su presencia en Venus han abierto esta posibilidad de vida extraterrestre. | Fuente: NASA

El mundo de la astronomía ha tenido un gran remezón tras el indicio de la existencia de fosfina en Venus, un biomarcador que podría significar vida microbiana en dicho planeta. Por lo mismo, hasta la propia NASA ha tenido que cambiar y añadir nuevas misiones en sus proyectos de exploración espacial.

Tras mencionar que es uno de los máximos descubrimientos en búsqueda de la vida extraterrestre, el administrador de la agencia espacial, Jim Bridenstine, ha anunciado que se priorizarán nuevas misiones hacia este planeta.

Además de las misiones hacia la luna Tritón de Neptuno y a Io de Júpiter, la NASA lanzará dos proyectos hacia Venus que buscan comprender su atmósfera y su geología. De estas cuatro, dos serán escogidas para ser llevadas a cabo en su totalidad bajo el programa Discovery.

Cada proyecto tendrá una financiación de US$3 millones y una duración de nueve meses, tiempo en el que los equipos científicos deberán conceptualizar las misiones para su posterior evaluación y elección con miras a iniciar su desarrollo.

“Como es normal en la ciencia, cuanto más aprendemos, más preguntas tenemos. Este es el círculo virtuoso del descubrimiento, incluido el descubrimiento de biofirmas potenciales en otros mundos. En la NASA somos increíblemente afortunados de tener tantas oportunidades que perseguir y científicos, ingenieros y socios tan talentosos capaces de perseguirlas”, afirmó el ejecutivo, quien además dijo que se evaluará de manera justa e imparcial.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: