Fuerza Aérea de EE. UU. programa su sexta "misión secreta” de lanzamiento de un drone gigante al espacio

El cohete tendrá una plataforma para albergar experimentos con la NASA en el espacio.

Aspecto del X-37B con su compartimento adicional de popa. | Fuente: Europa Press 2020 | Fotógrafo:

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha programado para el 16 de mayo el lanzamiento de la sexta misión secreta experimental de su drone espacial X-37B, desde sus instalaciones en Cabo Cañaveral. Esta misión se hace en asociación con la nueva Fuerza Espacial de Estados Unidos.

"En la era actual de los electrones, los sistemas espaciales rastrean tormentas, localizan automovilistas varados, sellan transacciones de tarjetas de crédito y controlan el cumplimiento de los tratados", dijo en un comunicado la secretaria de la Fuerza Aérea Barbara Barrett. "Demostrando la innovación del departamento, esta misión X-37B albergará más experimentos que cualquier misión anterior. Este lanzamiento también demuestra la colaboración del departamento que empuja los límites de los sistemas espaciales reutilizables"

La capacidad de probar nuevos sistemas en el espacio y devolverlos a la Tierra es exclusiva del programa X-37B y permite a Estados Unidos desarrollar de manera más eficiente y efectiva las "capacidades espaciales necesarias para mantener la superioridad en el dominio espacial", señala la US Air Force.

El X-37B sigue siendo un activo del Departamento de la Fuerza Aérea; sin embargo, la Fuerza Espacial de EE. UU. es responsable del lanzamiento, las operaciones en órbita y el aterrizaje.

Esta será la primera misión X-37B en utilizar un módulo de servicio para albergar experimentos. El módulo de servicio es un componente adjunto a la popa del vehículo que permite que la capacidad de carga útil experimental adicional se lleve a la órbita. Las dimensiones originales del X-37B eran de 8,8 metros de longitud, 2,9 metros de altura y 4,6 de envergadura.

Información sobre experimentos

Aunque el contenido de estas misiones es clasificado, sí se explica que el X-37B desplegará el FalconSat-8, un pequeño satélite desarrollado por la Academia de la Fuerza Aérea de los EE. UU. y patrocinado por el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea para llevar a cabo varios experimentos en órbita. El FalconSat-8 es una plataforma educativa que llevará cinco cargas útiles experimentales para que USAFA pueda operar. Además, se incluirán dos experimentos de la NASA para estudiar los resultados de la radiación y otros efectos espaciales en una placa de muestra de materiales y semillas utilizadas para cultivar alimentos. Finalmente, el Laboratorio de Investigación Naval de EE. UU. transformará la energía solar en energía de microondas de radiofrecuencia que luego podría transmitirse al suelo.

El programa X-37B completó su quinta misión en octubre de 2019, aterrizando después de 780 días en órbita, extendiendo el número total de días en órbita de la nave espacial a 2.865, o siete años y 10 meses.

Europa Press

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

¿Qué opinas?