InSight
Los paneles solares de InSight están quedándose bajo el polvo de las tormentas. | Fuente: NASA

Es el fin. La sonda InSight está sentenciado y espera morir en la superficie de Marte a la espera de una gigantesca tormenta de polvo.

Tras cuatro años de trabajo, el polvo cubrirá sus paneles solares, su única fuente de energía en el Planeta Rojo, lo que terminará con su misión.

El fin está cerca

Desde hace meses, InSight, que llegó a Marte en noviembre de 2018, tiene como fecha máxima de vida este final de año.

El problema del polvo es persistente, tapando todos sus paneles y reduciendo la capacidad de obtener energía solar para recargarse.

En su intento de sobrevivencia, la NASA apagó todos los instrumentos de InSight, excepto uno, el sismómetro del módulo de aterrizaje, fundamental para conocer cómo marcha la sonda y detectar los últimos martemotos del planeta.

El equipo de InSight apagó el sistema de protección contra fallos, lo que permite que el módulo de aterrizaje entre en modo seguro durante períodos peligrosos. Con el sistema de protección contra fallos desactivado, está expuesto a frentes fríos y tormentas de polvo que pueden ser fatales para los robots en Marte.

Es el fin

Las tormentas de polvo en Marte son recurrentes y son perjudiciales para la vida del rover.

El pasado 3 de octubre, una tormenta aumentó la densidad del polvo en la atmósfera en un 40 %, provocando aún más el descenso de la recarga de la batería de la nave.

Según un comunicado reciente, InSight se quedará sin energía si la situación persiste durante varias semanas. La NASA señala que una próxima tormenta terminará con la vida del rover. ¿La fecha? Entre este mismo octubre y enero de 2023.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

Sepa más: