ovnis
El informe señala posibles consecuencias en la salud de las personas que reportaron estos avistamientos. | Fuente: Unsplash

La desclasificación de archivos oficiales del Pentágono sobre avistamientos de ovnis ha ocasionado que distintos medios intenten conocer dicha información oficial que se manejaba en el gobierno de Estados Unidos y un nuevo detalle importante ha saltado a la luz.

De acuerdo con un informe, obtenido por The Sun por parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa, los avistamientos de ovnis pueden dejar a las personas con quemaduras por radiación, problemas cerebrales y hasta nervios quemados.

Los documentos han sido obtenidos gracias a la solicitud que cualquier ciudadano puede exigir mediante la Ley de Libertad de Información.

Las consecuencias de los avistamientos de ovnis

El informe proporcionado se denomina ‘Efectos de campo agudos y subagudos anómalos en tejidos humanos y biológicos’ y señala las consecuencias y lesiones ocasionadas a testigos por “sistemas aeroespaciales avanzados anómalos”.

Se ha descubierto que los humanos han resultado heridos por "exposiciones a vehículos anómalos, especialmente en el aire y cuando están muy cerca", se lee.

El informe señaló que a menudo estas lesiones están relacionadas con la radiación electromagnética y las vincula con "sistemas de propulsión relacionados con la energía".

Enumera lesiones como lesiones por calor y quemaduras por radiación, daño al cerebro y la capacidad de afectar los nervios de las personas.

"Se han informado con precisión suficientes incidentes/accidentes y se han adquirido datos médicos, como para respaldar la hipótesis de que algunos sistemas avanzados ya están desplegados y son opacos para la comprensión total de los EE. UU.", se lee en el informe.

Continúa: "Los análisis médicos, aunque no requieren la invención de una biofísica alternativa, indican el uso de (para nosotros) sistemas de energía no convencionales y avanzados".

El informe agregó que tenía 42 casos de archivos médicos y 300 casos similares "no publicados" en los que los humanos habían resultado heridos después de encuentros "anómalos".

El documento, según el medio, concluye que tales objetos “son una amenaza para los intereses de Estados Unidos”.

Cabe resaltar que en los documentos del Pentágono nunca señalan a estos vehículos voladores como extraterrestres, sino como UAP o fenómenos aéreos no identificados, manteniendo la posibilidad que sean drones o aviones de otras naciones con tecnología en prueba.

El Pentágono anunció la creación de una oficina para recopilar y analizar toda la información sobre objetos voladores no identificados (OVNIS) observados por las distintas ramas de las fuerzas militares estadounidenses en 2021.

La nueva oficina queda bajo la responsabilidad del subsecretario de Defensa a cargo de Inteligencia y Seguridad, señal de que para las fuerzas estadounidenses los "fenómenos aéreos no identificados" no provienen de hombrecitos verdes sino de adversarios muy reales de Estados Unidos.

En 2020, el Pentágono publicó tres videos el año pasado tomados por pilotos de la Armada, uno en noviembre de 2004 y los otros dos en enero de 2015, que muestran encuentros con "fenómenos aéreos no identificados".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.