Se suspende la misión ExoMars entre la ESA y Rusia por tensiones políticas

Debido a las sanciones contra Rusia por su invasión a Ucrania, la Agencia Espacial Europea (ESA) prescindirá de los rusos para su llegada a Marte. Ellos estaban proporcionando la plataforma de aterrizaje para el rover y el cohete lanzador.

ExoMars
La misión ExoMars es una de las más ambiciosas jamás emprendidas en el Planeta Rojo. Su propósito es buscar rastros de vidas pasadas o presentes. | Fuente: ESA

La Agencia Espacial Europea (ESA) detuvo formalmente los planes para lanzar su misión ExoMars en un cohete ruso en septiembre en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

El Consejo de la ESA, al concluir su última reunión el 17 de marzo, votó por unanimidad para suspender la cooperación con Rusia en la misión ExoMars, citando "la imposibilidad actual de llevar a cabo la cooperación en curso con Roscosmos", según un comunicado de la ESA.

“Deploramos profundamente las bajas humanas y las trágicas consecuencias de la agresión contra Ucrania”, dijo la ESA en el comunicado. “Si bien reconoce el impacto en la exploración científica del espacio, la ESA está totalmente alineada con las sanciones impuestas a Rusia por sus Estados miembros”.

“Se tomó la decisión de que este lanzamiento no puede ocurrir dadas las circunstancias actuales”, dijo el director general de la ESA, Josef Aschbacher, en una sesión informativa el 17 de marzo, citando las sanciones impuestas por las naciones europeas a Rusia. “Esto hace que sea prácticamente imposible, pero también políticamente imposible, tener un lanzamiento en septiembre”.

Tensiones políticas

El anuncio fue casi inevitable después de que la ESA anunciara el 28 de febrero que era "muy poco probable" que siguiera adelante con el lanzamiento a fines de septiembre desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán debido a las sanciones impuestas a Rusia en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

“Es una decepción para las personas involucradas en el proyecto”, dijo David Parker, jefe de exploración humana y robótica de la ESA, al señalar los años que dedicaron a la misión. “Fue una decisión agonizante para el consejo”.

Un nuevo plan para ExoMars implicaría más que reemplazar el cohete Proton. Rusia también construyó una plataforma de aterrizaje llamada Kazachok que tendría que ser reemplazada. El propio rover incluye instrumentos rusos y unidades de calentamiento de radioisótopos suministradas por Rusia.

El consejo instruyó a Aschbacher para iniciar un "estudio industrial de vía rápida" para buscar alternativas para el lanzamiento de la misión, que colocará el rover Rosalind Franklin de fabricación europea en Marte. “Lo que realmente tenemos que hacer es analizar estas opciones”, dijo. “Las opciones en términos de Europa sola o Europa con otros socios”.

Una opción, dijo Aschbacher, era renovar la cooperación con la NASA. La ESA originalmente planeó cooperar con la NASA en el programa ExoMars, pero recurrió a Rusia hace una década cuando la NASA se retiró del programa. “La cooperación con la NASA es una opción que estudiaremos”, dijo. “La NASA ha expresado su gran voluntad de apoyarnos”.

Si se restableciera la relación con Roscosmos, dijo Parker, un 2024 podría ser factible. “Una reconfiguración más radical conduciría al lanzamiento en 2026, cuando hay dos oportunidades de lanzamiento, o 2028”.

“No será antes de 2026, de manera realista”, dijo Aschbacher sobre la fecha de lanzamiento revisada. “Incluso eso es muy desafiante”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.