Isabelle Fuhrman, la actriz que le dio vida a Esther, confirmó la precuela de "La huérfana". | Fuente: Captura de pantalla

“La huérfana”, película de terror que se estrenó en el 2009, cuenta la historia de la familia conformada por Kate y John Coleman, quienes, a pesar de tener dos hijos, toman la decisión de adoptar a una niña.

Cuando van a la casa hogar, se enamoran de Lenna Klammer, quien cambió su nombre a Esther, y los conquistó con su manera de hablar y de dirigirse a ellos. No obstante, todo cambia cuando Kate se da cuenta que la niña no es tan amable y buena como parece.

Este film fue considerado uno de los mejores en ese año ya que se basaba en la historia real de una joven. De acuerdo con Deadline, se está realizando la segunda parte de “La huérfana” y contará la historia de Esther antes de ser adoptada.

Además, Isabelle Fuhrman, actriz que le dio vida a Esther, confirmó la precuela a través de su cuenta de Instagram. David Coggeshall se encargará del guion y según el medio citado, será mejor que la primera. Además, aseguraron que las grabaciones empezarán a finales de este año.

A pesar de no se sabe quiénes formarán parte del elenco hasta el momento, aseguran que los encargados del casting tendrán que buscar a alguien que se parezca físicamente a Isabelle Fuhrman.

HISTORIA REAL

Mucho se habló sobre la historia en la que estaría basada “La huérfana” y aseguran que Esther es Barbora Skrlová, una mujer que sufría de “hipopituitarismo”, enfermedad que hace aparentar como una niña o adolescente.

Al igual que la película, Barbora fue adoptada por las hermanas Mauerová quienes padecían de esquizofrenia. Ambas quedaron enamoradas de la niña y se la llevaron a vivir a Praga con ellas.

Según con el medio Daily Mail, Barbora sintió celos de los niños y los culpaba de los desastres que ella misma provocaba en la casa. Al ganarse la confianza sus hermanas, las convenció de unirse a una secta donde practicaban el canibalismo, esto terminó por enloquecerlas e hizo que las hermanas Mauerová terminaran en la cárcel.

¿Qué opinas?