Vegeta y Bulma
Vegeta y Bulma | Fuente: toei-anim.co.jp

Existen tres relaciones importantes que se han visto a lo largo de Dragon Ball: la de Gokú y Milk, quienes sellaron su amor en una boda en la que el mismo guerrero estaba totalmente despistado; la de Krilin y Androide 18, tras la derrota a Cell en Dragon Ball Z; y finalmente, la más insólita, ya que los personajes eran como el agua y el aceite, la de Bulma y el príncipe de los guerreros saiyajin, Vegeta.

Según el autor del anime manga, Akira Toriyama, no se le daba bien las historias de romance dentro de su obra. Pese a ello, no hay duda alguna que han existido momentos muy significativos durante todo el desarrollo de Dragon Ball, sobre todo por parte de la última pareja.

Pero ¿dónde inició el romance entre Bulma y Vegeta? Aquí te lo contamos.

El orgulloso guerrero y la peliazul mandona

Durante Dragon Ball (antes de Dragon Ball Z), se pudo ver a Bulma tener una relación con Yamcha, uno de los personajes principales a principio de la era del anime, pero esta relación no era muy estable y llena de conflictos. Bulma se caracterizaba por ser muy engreída y caprichosa, mientras que Yamcha, luego de perder la timidez al hablar con las mujeres, se convirtió en un mujeriego. Estos dos no podían terminar juntos, aunque los fanáticos esperaban eso.

Es así que, durante los eventos ocurridos en el planeta Namek, Bulma y Vegeta tuvieron su primer acercamiento, el cual no fue nada romántico o algo por el estilo. Al culminar el enfrentamiento contra Freezer, todos los guerreros Z volvieron al planeta Tierra junto a los pocos sobrevivientes del extinto pueblo de los namekuisei, entre ellos Vegeta.

Los varados namekusei son invitados por Bulma a quedarse en su enorme casa de la corporación Cápsula y ofrece también “al pequeño” Vegeta hospedaje dentro de su lujoso hogar, con la propuesta de darle mucha comida tal como lo hacía con Gokú. El orgulloso guerrero, asombrado por la "vulgaridad" de la joven, quedó impactado y accedió a vivir en las instalaciones del hogar de la científica.

Vegeta se quedó con las esperanzas de enfrentarse a Gokú nuevamente, quien sería resucitado junto a Krilin tras el enfrentamiento con el emperador del mal. Claro, nadie esperaba que Gokú estuviese vivo, luego de la explosión del planeta Namek. El saiyajin vivía y entrenaba en la corporación Cápsula con el único fin de lograr derrotar a Kakaroto.

Vegeta y la sorpresa de Tunks

A poco de que Gokú retorne a la Tierra, aparece otro guerrero super saiyajin que tiene casi las mismas habilidades de Kakaroto. Se trataba de Trunks, quien venía del futuro. Este joven, además de revelar la amenaza que se avecinaba por parte de los androides, también da detalles de su identidad y la de sus padres, Bulma y Vegeta, bajo el asombro de Gokú y un momento muy cómico en la serie.

Fue cuando en la fecha indicada de la reunión de los Guerrero Z para enfrentarse a los androides, dada por Trunks de futuro, se revela una gran sorpresa: Bulma tiene un bebé, una noticia que impactó a todos los guerreros que se encontraban. El pequeño Trunks era nada más y nada menos que de Vegeta. Entre la molestia de Yamcha, quien aclaró que la relación con la científica había culminado hace mucho.

Dado esto, la relación entre Bulma y Vegeta fue tomando más relevancia en la serie, llegando a casarse, algo que el espectador nuevamente encuentre de asombro, ya que nunca se pudo ver el suscitado hecho.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.