Alberto Quintanilla: Hubiera sido maravilloso que Picasso visite el Perú

El artista, que regresa al Perú con una exposición mágica y colorida, contó que tuvo la oportunidad de invitar a Pablo Picasso a nuestro país.

El intenso y logrado colorido de su lenguaje y las obras poéticamente trabajadas a lo largo de su vida, lo hacen único en el mundo y un orgullo nacional. Alberto Quintanilla está nuevamente entre nosotros para impactar con su arte en la exposición “El silencio de espera".

“El arte es lo único que puedo hacer bien. Lo mejor es que puedo crear un perro de fierro, pintar un paisaje, hacer cerámica, yo he nacido para eso. Pero eso si, yo no vivo de abstracciones, vivo de cosas concretas”, dijo el destacado artista a RPP Noticias.

El maestro Quintanilla afirma que en cada una de sus piezas deja un poco de Cusco, la tierra bendita que lo vio nacer y el lugar al que siempre vuelve en busca de inspiración, pero que, a su opinión ha cambiado dramáticamente.

“Cusco siempre está en mis trabajos, a través de los personajes, de los colores, de las líneas, es una ciudad fuerte y única. Me apena mucho que haya perdido su horizonte cultural, ya no hay cusqueños apasionados. Ahora, ya no se consume arte ni poesía”, indicó.

La fusión del grafismo con la ternura, la tristeza y la festividad han hecho que sus obras estén presentes museos de Nueva York, Paris, Oslo, Berlín, Ginebra, Madrid y Milán han cobijado grandes pinturas y esculturas del maestro. Incluso, el mismísimo Pablo Picasso afirmó que “Quintanilla es el primer aporte peruano a la pintura universal”.

“Picasso vio una fotografía de Sacsayhuamán y le dije, orgullosamente, que venía de ese país. Él abrió los ojos y dijo ¡Qué rigor!, pensé que haría más comentarios pero Pablo no era muy conversador, era un hombre parco”, afirmó.

“Yo estaba encargado para hablar con Picasso y decirle que visite el Perú hubiera sido maravilloso que venga, todo un boom, pero lamentablemente cuando me comuniqué con las autoridades nunca me respondieron. Se perdió una gran ocasión”, contó Quintanilla visiblemente apenado.

"El Silencio de Espera " es el nombre de la exposición artística que muestra una gama de colores y figuras, de una manera intensa. Aquí sus pinturas y esculturas expresan mitos de los andes, historias de alegría, sátira, picardía, magia y fantasía que nos lleva a un vasto territorio con dominado por la muerte y los perros.

La exposición se puede apreciar desde hoy hasta el 16 de junio en el Restoart Santa Diabla ubicado en Barranco.