EFE

La Zona Arqueológica Caral celebrará el sábado 27 de octubre, con una gran fiesta denominada “Caral Raymi”, los primeros 18 años de investigación arqueológica y puesta en valor  de la Ciudad Sagrada de Caral, símbolo de la integración y  la identidad cultural del Perú y patrimonio cultural del Mundo.

En realidad, la fiesta comenzará en la víspera, viernes 26, con una ceremonia de pago a la tierra y culto a la Pachamama, seguido de un recorrido por  los iluminados edificios  piramidales, que constituyen el legado más importante de la Civilización Caral, que hace cinco mil años fundó el primer Estado peruano y el más antiguo de América.

En el vecino cerro Gozne, se hará una mesada y el chamán, yatiri o paqo, que posee poderes sobrenaturales y comunicación con el mundo de los espíritus,  conducirá  la ceremonia mágica en la que se  agradecerá  a los apus (montañas) y a la Pachamama (Madre Tierra) por los beneficios obtenidos durante el año transcurrido; se da inicio a un nuevo ciclo y se pedirá por la renovación de las energías y  el éxito en todos los aspectos de la vida de los participantes.

En el encuentro habrá fogata, músicos, danzas y campamento.

En el día central, 27 de octubre, se  darán cita en la Ciudad Sagrada de Caral comerciantes, artesanos, productores y la población llegará desde Barranca, Carquín, Cruz Blanca, Huacho, Huaura, Paramonga, Pativilca, Santa María, Sayán, Supe, Supe Puerto, Végueta  para rememorar, junto con sus autoridades,  el Katu andino, es  decir la recreación de un gran mercado,   donde los  caralinos intercambiaban productos  marinos y  agrícolas; provenientes de diversos pisos ecológicos, y además,  interactuaban sus experiencias, tradiciones y costumbres.

Asimismo, se realizará  una feria gastronómica, la presentación de diversas estampas artísticas y folklóricas, y la ceremonia de premiación a los mejores participantes durante el mes cultural, en  el que  hubo un pasacalle en Barranca, denominado “Carnaval por un encuentro con nuestro pasado y nuestro presente”; una maratón  de 15 kilómetros entre Supe y Caral denominada “Por los Caminos de Caral”.

El complejo arqueológico Caral, ubicado a 182 kilómetros al norte de Lima, cuenta con 66 hectáreas de extensión y comprende pirámides de hasta 30 metros de altura, templos, espacios residenciales, plazas extensas y una zona de geoglifos.