Para la institución, las personas en esta situación sobreviven con un promedio de US$1.90 al día. | Fuente: Andina

El Banco Mundial (BM) advierte que la crisis generada por la pandemia de COVID-19 podría regresar a unas 60 millones de personas a la pobreza extrema.

Los cierres económicos borrarían cerca de tres años de avance en la lucha contra la pobreza y se calcula que la economía global caería cerca de 5% durante este año.

Para la institución, las personas en esta situación sobreviven con un promedio de US$1.90 al día.

Ante la crisis, el BM ha puesto a disposición US$160.000 millones para asistir durante 15 meses países en desarrollo que requieran de apoyo.

La institución estaría apoyando a unos 100 países, donde está el 70% de la población, que estén en situación vulnerable o frágil como Afganistán, Haití, Chad o Níger.

De acuerdo con David Malpass, presidente del BM, estos países con menos recursos se mantienen con el turismo y exportaciones, que se han visto paralizadas por la pandemia.