Estancamiento de grandes proyectos de infraestructura golpeó resultado.
Inversión pública también se contrajo durante el 2016. | Fuente: Andina

La inversión privada, clave para el crecimiento de la economía y la generación de empleo, cayó 6.1% el 2016, la contracción más pronunciada desde la crisis del 2009, según el último reporte trimestral del Banco Central de Reserva (BCR).

Con este resultado, la inversión privada acumula tres años consecutivos de disminución y aunque las expectativas del Gobierno y la mayoría de analistas están puestas en que este año comience un proceso de recuperación, aún no es claro el momento en que se revertiría esta tendencia, sobre todo, tras los escándalos de corrupción de la constructora Odebrecht.

Razones de la caída. La contracción de la inversión privada el año pasado se explicó principalmente por el desplome de los flujos hacia el sector minero. Según información del Ministerio de Energía y Minas, la inversión ascendió a US$ 4.251 millones, lo que representó una reducción de 44% respecto al año previo.

“La principal causa de este menor ritmo de inversión fue la culminación de megaproyectos, específicamente, la ampliación de Cerro Verde, Las Bambas y Toromocho, de Chinalco”, precisa el ente emisor.

Grandes proyecto. Los retrasos en otros grandes proyectos, tales como el Aeropuerto Internacional de Chinchero, el Gasoducto del Sur, la Línea de Transmisión Moyobamba-Iquitos, la Línea 2 del Metro de Lima y Chavimochic III Etapa también limitaron la recuperación de la inversión.

“Además, la confianza empresarial, que influye en la evolución de la inversión privada, particularmente en la no minera, mostró una moderación en el último trimestre del año, aunque se mantiene en el tramo optimista”, agrega el BCR.

 

La inversión minera se desplomó 43% durante el 2016.
La inversión no minera casi no creció el año pasado. | Fuente: BCR

El lado público. La inversión pública también disminuyó 0.5%, según precisa el ente emisor. Por niveles de gobierno, las inversiones del gobierno nacional y gobiernos regionales registraron caídas de 13.5% y 2.7%, respectivamente.

Asimismo, la inversión de empresas públicas registró una desaceleración por una menor ejecución, principalmente por el proyecto de la Refinería de Talara.

Estimados. El consenso de 29 analistas nacionales e internacionales consultados por FocusEconomics Consensus Forecast estima que la inversión pública y privada se mantendría estancada en el primer trimestre del año y recién mostraría signos de recuperación en el segundo trimestre.

Sin embargo, aún no es claro cuánto puede afectar el escándalo de corrupción de la constructora Odebrecht sobre la inversión pública y privada en el país, debido a su participación en importantes proyectos.

Golpe al PBI. Por lo pronto, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y otros analistas han reducido entre medio punto y un punto su estimado de crecimiento de la economía peruana solo por este hecho y ahora se prevé una cifra entre 3.5% y 3.8%.