Restaurantes
El aforo para restaurantes y afines en zonas internas bajó al 50%. | Fuente: Andina

Ante el inicio de la tercera ola de la pandemia, el Poder Ejecutivo modificó las restricciones para la actividades comerciales en Lima y otras provincias que registraron un mayor incremento de casos de COVID-19.

Uno de estos cambios es el horario de inamovilidad, que ahora es de 11:00 p.m. a 4:00 a.m. y podría tener impacto en las ventas de diversos sectores, advierte un informe de ComexPerú realizado con Apoyo Consultoría.

"La evidencia muestra que los toques de queda generalizados no contribuyen a la reducción de fallecidos y tienen un impacto negativo en la actividad económica", sostienen.

Específicamente en el sector de restaurantes se advierte que las restricciones de movilidad y aforo generarán una caída de 12% en el PBI del rubro.

En el informe también aseguran que el hecho de amplificar por tres horas el toque de queda reduciría significativamente el empleo en restaurantes, afectando al personal de atención, cocina, limpieza, seguridad, entre otros.

Con esto se calcula que las nuevas restricciones podrían significar una caída del 8% en el empleo que generan los restaurantes.

El Jefe de Análisis Sectorial de Apoyo, Iván Portocarrero, precisó que esto se explica porque la medida recorta el horario de atención al cliente en la cena que representa una parte importante de sus ganancias para muchos de estos negocios.

Además, indican que este sector tiene una alta tasa de informalidad, lo que implicará rápidos despidos de personal.

Restaurantes
Restricciones generaría una reducción de 12% en el PBI de restaurantes y una caída del 8% en el empleo. | Fuente: Andina