Inversión pública
En total el gobierno nacional solo ha llegado a invertir un 36% de su presupuesto para obras. | Fuente: Andina

En junio el presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, aseguró que las autoridades del gobierno que no cumplan con ejecutar por lo menos el 70% del presupuesto debían poner su cargo a disposición.

Bajo esta premisa todos los miembros del gabinete tendrían que presentar su renuncia pronto, pues, según el portal de Transparencia del Ministerio de Economía, ningún sector supera el 60% de inversión pública. Pero, en primer lugar, ¿qué significa la inversión pública?

"La inversión pública representa el gasto del estado en proyectos que buscan generar nueva infraestructura o mejorar la existente. Cuando hablamos de infraestructura nos referimos a todas las instalaciones, los servicios que son necesarios para el desarrollo de una actividad específica, en ese sentido la inversión pública busca cerrar estas brechas existentes", explica Silvana Huanqui, profesora de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico.

Huanqui sostiene que esto a largo plazo debe llevar a impulsar la oferta, reducir los costos y a mejorar el nivel de vida de la población.

"Para entender por qué es importante la ejecución de presupuesto público hay que comprender un poco los efectos específicos de la inversión pública. Estos efectos usualmente se dan a corto plazo y otros más a mediano o largo plazo. Los efectos principales a corto plazo se asocian más con la demanda que está relacionada a la construcción o la generación de la infraestructura misma, que tienen a impulsar sectores como construcción o transportes y terminan generando un círculo de mayores ingresos y mayor consumo. el otro efecto es a largo plazo, derivado de la mejora de las capacidades productivas que puede tener la población que esto llevaría a impulsar la oferta, reducir los costos y a mejorar el nivel de vida de la población", comentó a RPP.

Por su parte, el economista Marcel Ramírez indica que este gasto público debe estar dirigido a ampliar la capacidad productiva del país, permitiendo mejores servicios a los ciudadanos.

"La inversión pública es fundamental porque también facilita la inversión privada al permitir que enfrente menores costos para desarrollar su actividad productiva", agregó.

Baja inversión pública

Hasta la penúltima semana de agosto se reporta que solo cinco ministerios han superado el 40% de inversión en proyectos, mientras que los otros 14 sectores han gastado entre 0% y 39.6% de los recursos.

Solo se registra un mayor gasto en obras dentro del Ministerio de Energía y Minas, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), y las carteras de Relaciones Exteriores, Transporte y Producción, pero estas tampoco llegan al 80% de la ejecución esperada y en total el Gobierno Nacional solo ha llegado a invertir un 36.4%.

Ante esto, la analista de estudios económicos de ComexPerú, Lety Gómez, señala que a este paso la inversión final del 2022 podría ser menor que la del año pasado.

"De seguir esta tendencia de baja ejecución en el 2022 al cierre del año se estaría dejando sin ejecutar 19,400 millones de soles. en el 2021, por ejemplo, se dejaron de gastar 16,500 millones de soles en proyectos de inversión, este monto equivale a garantizar la escolaridad de más de 161 mil niños, a asfaltar 2,900 kilómetros de carretera y también a la construcción de 18 hospitales de mediana a alta complejidad en el país", comenta.

¿Por qué hay una baja inversión en el Gobierno?

Este año el ministerio con mayor presupuesto asignado para proyectos es el de Transportes y Comunicaciones, con más de 8 mil millones de soles, pero hasta la fecha solo se ha usado un 40.5% en obras.

Durante los últimos ocho meses han pasado por este sector un total de cuatro ministros, todos con cuestionamientos o investigaciones en curso. Según el ex ministro de Economía, David Tuesta, esto está relacionado a la baja ejecución de recursos que se reporta.

"Hay un serio problema con la ejecución del gobierno nacional. particularmente este rezago responde a dos factores, el primero es a la alta rotación de funcionarios, fundamentalmente en los primeros cargos, desde ministros hasta directores generales que son los que se encargan de planificar. Y el segundo lugar tiene que ver también con la incorporación de personal poco calificado como se ha venido evidenciando", señala.

"Podríamos hallar un tercer factor que es relevante, que tiene que ver con los objetivos que han perseguido los principales entes ejecutores del gobierno nacional, llámese el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, el Ministerio de Vivienda y Construcción, y el Ministerio de Educación, que han estado dedicados a temas políticos en lugar de estar enfocados en la ejecución de proyectos", agregó.

Para hacer más eficiente la inversión, el ex ministro indica que el Gobierno podría habilitar a una entidad especializada, similar a la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, para la ejecución de obras a nivel regional con recursos del canon no ejecutado.

"Los distritos mineros apenas ejecutan la mitad, hay distritos enormemente ricos como San Marcos en Áncash, que solo ejecutan el 30%. Un ente especializado podría ayudar a impulsar este tipo de trabajos", comenta.

Tuesta precisa que, según el consejo privado de competitividad, en el gobierno de Pedro Castillo el nivel de rotación de personal se ha triplicado respecto al promedio de los cinco años anteriores, lo que hace más complicado continuar con una planificación para ejecutar obras.

Solo este miércoles el presidente cambió a los titulares de los ministerios de Defensa, Ambiente y Mujer, sectores en los cuales la inversión en proyectos públicos es menor al 18%, pese a los problemas latentes de inseguridad, contaminación y violencia contra la mujer.

Inversión pública
Así va la inversión en proyectos públicos a pocos días de terminar agosto. | Fuente: MEF