El Juego del Calamar
El aumento de la deuda se ha convertido en una problema social cada vez más profundo y es incluso la principal causa de suicidio en Corea del Sur. | Fuente: Netflix - Reuters

La serie surocoreana 'El juego del calamar' se convirtió esta semana en la ficción más vista en la historia de Netflix, pero ¿qué tanto de realidad tiene este drama?

Recientemente la web de propaganda norcoreana Arirang Meari aseguró que la serie de Netflix revela la realidad de la sociedad en Corea del Sur, con "cientos de personas forzadas a vivir una vida infernal en la que cargan con deudas inasumibles".

Lo cierto es que la deuda de los hogares en Corea del Sur ha aumentado considerablemente en los últimos años, llegando a superar el 100% de su Producto Bruto Interno (PBI).

Además, la disparidad se ha incrementado un 50% desde el 2017. El 20% de los que más ganan en Corea del Sur tiene un patrimonio neto 166 veces mayor que el del 20% con menores ingresos, según datos recopilados por BBC Mundo.

Los ciudadanos surcoreanos no solo enfrentan a una deuda más alta que su nivel de ingresos, sino que además se ven golpeados por una subida reciente de las tasas de interés.

Este creciente endeudamiento los ha dejado en una situación aún más precaria para afrontar eventos imprevistos, como un despido repentino o una enfermedad familiar.

La desigualdad se ha visto más impulsada por el alza de los precios de la vivienda y la pandemia mundial.

Mientras las familias se están endeudando para pagar los costos de vivienda y educación, esperando asegurar que sus hijos accedan a la universidad y a una mejor situación económica, también se ha visto un creciente nivel del desempleo juvenil.

Actualmente los jóvenes adultos y ciudadanos que bordean los 30 años son los que enfrentan las mayores deudas con relación a sus ingresos, razón por la cual el gobierno de Corea del Sur ha decidido establecer restricciones crediticias.

Sin embargo, estos intentos por frenar el endeudamiento de los más jóvenes empeora la situación. La falta de acceso al crédito ha llevado a muchos jóvenes a recurrir a prestamistas informales, de mayor costo y mayor riesgo, dejándolos en las condiciones que estos establezcan.

Este aumento de la deuda personal, especialmente la informal, se ha convertido en una problema social cada vez más profundo y es incluso la principal causa de suicidio en Corea del Sur.