Empleo
Para el último trimestre del año se espera que se pierdan cerca de 245 millones de trabajos a tiempo completo. | Fuente: Reuters

Los ingresos obtenidos del trabajo cayeron un 10.7% a nivel mundial, equivalente a US$3.5 millones durante los primeros nueve meses del año, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La caída, comparada a lo registrado en el 2019, se produjo a consecuencia del impacto económico de la pandemia de COVID-19.

En su calculo la OIT no tuvo en cuenta a aquellos apoyos económicos proporcionados por los gobiernos internacionales para compensar la paralización de labores.

"Los cierres de lugares de trabajo continúan perturbando los mercados laborales en todo el mundo, lo que lleva a pérdidas de horas de trabajo superiores a las estimadas anteriormente", señala la OIT.

La organización precisa que el 94% de los trabajadores reside en países en los que aún se aplica algún tipo de limitación que afecta a los lugares de trabajo.

Además, se estima que uno de cada tres trabajadores reside en países donde están cerrados todos los lugares de trabajo salvo los esenciales

Para el trimestre comprendido entre julio y septiembre se espera una pérdida de 345 millones de empleos.

El informe indica que los más afectados han sido los trabajadores informales en las economías en desarrollo y emergentes.

En el Perú, uno de los países con más casos de COVID-19 en el planeta y con un alto predominio del empleo informal, donde se calcula que la pérdida interanual de horas de trabajo superó el 50% entre abril y junio.