Empresas eléctricas denuncian favoritismo del MEM con distribuidora

Según el expresidente del Osinergmin, Alfredo Dammert los diferentes dispositivos emitidos estos años provocaría que las generadoras eléctricas dejen de invertir y el precio al consumidor final se eleve.
Empresas del sector eléctrico denuncian favortitismo del MEM con una sola empresa. | Fuente: ANDINA

El expresidente del Osinergmin, Alfredo Dammert advirtió que la inminente publicación del Reglamento del Mercado de Corto Plazo provocaría que para el 2021 los precios por el servicio de energía eléctrica se disparen perjudicando a los consumidores finales.

Cabe recordar que seis empresas del sector eléctrico han denunciado que el Ministerio de Energía y Minas (MEM) viene favoreciendo en los últimos años a una sola empresa distribuidora en desmedro del resto del sector, violando la ley de concesiones eléctricas y poniendo en riesgo el suministro de electricidad.

Las empresas Enel, Statkraft, Duke Energy, Kallpa Generación, Fénix Power y Termochilca, le enviaron en la víspera una misiva al MEM expresándole su profunda preocupación por el referido reglamento que sigue a una secuencia de episodios en los que la regulación y el marco jurídico se cambian y acomodan perjudicando los principios de competencia y la estabilidad de las reglas de juego.

El especialista en temas energéticos explicó en la Segunda Rotativa del Aire que esta reglamentación provocaría que las distribuidoras se aprovechen de los muy bajos y distorsionados precios del mercado spot, que no reflejan los costos de producción de electricidad agravados por la sobreoferta, para luego venderles a sus clientes cautivos obteniendo márgenes extraordinarios de corto plazo poniendo en riesgo la solvencia financiera de las operadoras de generación eléctrica públicas y privadas.

"Se está permitiendo que las empresas de generación eléctrica vendan al precio del momento (spot) a sus clientes libres haciendo que las distribuidoras solo puedan comprar una cantidad pequeña de energía", dijo.

Las empresas denunciantes ha señalado que se está poniendo en riesgo más de US$5 000 millones de inversión privada en generación de electricidad producida en los últimos diez años, y se calculan pérdidas del orden de los US$140 millones para las generadoras estatales en los próximos cinco años.

"Con estas señales del mercado, las generadoras ya no van a poder invertir porque no les va a ser rentable. Entonces tenemos que para el bicentenario, en el 2021 el regalo va a ser que va a faltar capacidad, los precios se van a disparar y todos vamos a pagar por estas medidas que conllevan falta de electricidad y precios muy altos", comentó.